Es alertante como ha aumentado el número de denuncias presentadas como consecuencias de agresiones a médicos de hospitales y centro de salud. Según las estadísticas, han pasado de cuatro en 2002, a 60 el año pasado, eso es, una cada seis días. Según el Colegio Oficial de Médicos, la negación a dar una baja laboral o la obtención de fármacos son las principales razones de estas agresiones.

En Granada tampoco nos libramos de ellas. Un médico del Centro de Salud del Albaicín sufrió la agresión de un hombre que, durante una revisión le amenazó y que, más tarde volvió armado con un machete. Afortunadamente se avisó a la policía antes de que sucediese algo grave pero, no se procedió a la detención del individuo porque no había arma ni denuncia, pero sí se encontró un cuchillo en la zona.

Los médicos de estos centros piden más seguridad, y no es para menos, ya que están expuestos directamente a las represalias que los pacientes puedan tener hacia ellos,y hay algunos casos, como en los de los pacientes a los que se les proporciona metadona, que pueden ser peligrosos. Y comprobado está que no es un hecho aislado, sino que ha aumentado de una forma más que significativa como para que se tomen medidas y se coloque seguridad en esos centros de forma permanente.

El médico de Granad no denunció la agresión, según él, porque es vecino de la zona y tiene miedo de que la próxima vez sea peor. Y no ha sido la primera vez para este facultativo ni para otros veinte que han denunciado agresiones en Granada durante este año según el Sindicato Médico.

Pero si echamos un ojo a las noticias, vemos que estos acontecimientos se repiten en centros de toda España. Según el vicepresidente del sindicato de Andalucía, los pacientes de la sanidad pública, que es donde se registran más agresiones, se encuentran mal atendidos ya que esperan mucho para que luego los médicos no puedan estar mucho tiempo con ellos. Puedo entender eso pero tomarse la justicia por su mano no es una opción viable en absoluto. Está claro que son los médicos los que pagan las consecuencias de un sistema sanitario insuficiente, pero eso, ya es otro tema.

Por favor, no esperemos a que ocurra una desgracia y reforcemos la seguridad en estos centros. Para seguridad de los médicos y demás pacientes. Y después ya pensaremos en lo demás.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí