Pues ya hemos vuelto de la Feria de Muestras de Armilla y creo necesario hacer una última reflexión sobre esta mejorable experiencia que, creemos, será la última. Y es que es duro aguantar seia días de feria con todas sus horas y todos susu visitantes.

Y hablo de los visitantes porque es agotador ir a una feria a trabajar e intentar que la gente te conozca a nivel empresarial y que tu única labor sea explicarle a la familia que ha venido a pasar el día porque no tiene nada mejor que hacer, que no nos dedicamos a repartir camisetas. Y es que algunos parece que no han visto una prenda como éstas en la vida y conseguirla se convierte en una cuestión de vida o muerte.

Puede que el fallo haya sido nuestro al no entender que Feria general quería decir precisamente eso, avalanchas de gente a la caza de regalos de cualquier tipo, carreras por intentar llenar bolsas lo más rapidamente posible de esas gorras, bolis o folletos que será lo primero que tires en la próxima limpieza de tu casa.

Y podría hablar de los visitantes largo y tendido pero estoy segura de que ya todos nos hemos hecho una idea de lo que hablo. Así que continuaré hablando de las maravillosas instalaciones con las que contamos en la Feria de Muestras de Armilla. Los pabellones están obsoletos y se están quedando pequeños para unos stands cada año más grandes y estudiados, según el ayuntamiento de Armilla, había una lista de espera de 30 empresas que se han quedado sin ir por falta de espacio. Resulta que en la feria multisectorial más importante de Andalucía hay falta de espacio, pues vaya prestigio.

Se ha reducido este año hasta el espacio para la Feria de la Tapa, lo que sí ha resultado una catátrofe para muchos de los visitantes, cuyo único interés no sale ir a a beber cervecita, darse una vuelta a ver que pilla y decir zalamerías a las azafatas.

Como experiencia nos ha hecho aprender, eso sí. No sé si volveremos a pisar otra feria, pero desde luego no de estas características, quizá la próxima vez nos inclinemos por algo más profesional, un ambiente donde se nos entienda cuando hablemos, al menos.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí