Una vez más, los intereses políticos se interponen en el camino de los buenos proyectos u obras. Me refiero al tema de los bloques de protección oficial de iniciativa privada que se están construyendo en Alhendín. Parece ser que no da más que problemas. No me gustaría estar en el pellejo de la gente que haya adquirido uno de esos pisos.

La última viene del Ministerio de Defensa. Parece ser que hay una Ley del 76 que no permite que se construya por las rutas de vuelo de los aviones militares, y la susodicha promoción inmobiliaria está, como decimos por aquí, "en mitad del medio".

Y el tema es: puñetas, si lo que queremos es ayudar a la gente en temas sociales como es el de la vivienda, ¿por qué no nos dejamos de historias raras y damos permiso para que salga adelante y dejamos de poner trabas? Hombre, si tiene algún problema grave, como que se cae a pedazos, o que el sitio está en medio de una placa tectónica, vale, lo paramos, pero, si es un problema subsanable, p"alante con ello.

No se me asusten de todos modos los futuros habitantes de la zona, que el problema de los aviones no será tal, que se está negociando con el Ministerio para que modifique esa ley tan desfasada. De todos modos, con tantos problemas como ha habido, que si la Junta, que si el Ayuntamiento…. ¿No se podrían haber solucionado antes de que esté casi terminada la obra? Manda huevos después de la inversión que se ha hecho, meterse por medio a dar la vara, que todos estos parones de obra y tal al final los pagan los mismos, los consumidores.

Quizá hubiera mediado algún tipo de soborno o pelotazo urbanístico, (para aligerar los plazos de licencias y demás) con el que los integrantes del consistorio de Alhendín se hayan beneficiado… Pero no, no vamos a ser malpensados. Bueno, tampoco es que los empresarios promotores sean unos santos, que seguro que perder no van a perder por ningún lado y van a sacar un buen pellizco, pero, si con eso benefician a la gente que está buscando casa y tal y que tiene muchos problemas para conseguirla, bienvenido sea. Aunque claro, me hubiera gustado ver como se han hecho las adjudicaciones….

Y es que la cultura del pelotazo está muy presente en Granada, como integrante de esta España de ladrones en la que vivimos. Si bien salió hace poco a la luz toda la trama de la conexión Marbella, poco después salió lo de Armilla, ahora esto…. En fin a ver cómo acaba todo.

Porque una cosa está clara, pase lo que pase, siempre habrá algunos que se van a ir con las bolsas de basura bien llenas.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí