Este fin de semana se ha celebrado, como viene siendo costumbre, el Festival de Rock del Zaidin que ya cumple su edición número veintisiete y que es una de las muestras musicales de carácter gratuito más antiguas de Europa, ahí es nada. Durante tres dias los vecinos de Granada han podido disfrutar de grupos míticos como los Burning junto a jóvenes promesas en este evento que se enmarca dentro de las fiestas de este popular barrio granadino.

Granada es una ciudad que rebosa cultura por todas partes y musicalmente es envidiable, destacando dentro de sus filas artistas que han revolucionado el panorama musical de este país. El festival del Zaidin siempre ha correspondido a esto ofreciendo carteles que daban la oportunidad de cambiar de emplazamiento un fin de semana y acercarte a este tradicional barrio a disfrutar de los conciertos.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, han conseguido que este mítico evento musical quede relegado a un segundo plano. Estamos hartos de ver como cualquier pueblo perdido organiza festivales con grupos y músicos aclamados tanto nacional como internacionalmente y no entiendo como una ciudad con tanto renombre como Granada no sea capaz de ofrecer nada mejor.
Me parece genial que se le de oportunidad a la cantera musical y que haya grupos para todos los estilos, porque no a todo el mundo le puede gustar lo mismo, pero pudiendo aprovechar los recursos musicales que tenemos, este festival deja cada año peor sabor de boca.

A lo mejor es los organizadores no tiene o no quieren gastarse tanto dinero en organizar un festival que está a la altura de esta ciudad, pero un buen cartel no es sólo un reclamo para la gente autóctona, si no también para gente de fuera que estaría dispuesta a desplazarse para disfrutar de buena música y buenos grupos con los que, afortunadamente, cuenta Granada.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí