Ola queríos lectores. Vengo esta semana a terminá de contaros los acontesimientos der día de San Juan en la playa con la famila del Johny y la mía. Aparte de eso comentaros que estoy pensando escribí un libro con mis vivensias más personales. Esperemos que er proyesto me sarga bien.

Pero bueno íbamos por er punto donde tos nos pusimos a comer como auténticos devoradores y vorvimos a la época de los papas de nuestros papas: Los primitivos. Rugidos que transcribíamos como invitasiones a echarnos otro vaso de sangría y ponenle a los niños otro vaso de sucedáneo de refreescos de marca. Lo peor de estas imitaciones es que saben a rayos y los padres se empeñan en comprar litros y litros pa ahorrar. ¿No sería mejro solamente darles de la buena los fines de semana y enmientras que beban agua?

Er johny lucha con una dosenita de sardinas a la barbacoa mientras que yo me sentro más en lo que es er produsto caprino o más facirmente reconocible como chuletas de borrego. En la arradio enchufá ar generador suena un recopilatorio de Dj Brosio. Brosio es mi primo Ambrosio que se cambió er nombre pa pinchá en las mejores verbenas de to los pueblos. En esta ocasión su sesión se sentra en grandes éxitos de veranos anteriores, temas de astualidad y un amplio abanico de rumba marginá. Los Chichos, Calis, Chunguitos, Junco y todos esos intérpretes atemporales son la mejó banda sonora par banquete que se está desarrollando.

A nuestra alrededor otras familias pretenden imitarnos pero solamente llegan al nivel novato. Hasen farta muchas generasiones de colesterol y un buen saque pá poder tené er título que nosotros ostentamos. Cuando se acaba la barbacoa viene er queso. Esa costumbre la impuso er tito Félix que estuvo en Suiza y disía que allí después de comer se terminaban los platos prinsipales con queso. Mare mía otra arta de producots lateos de toa Europa.

Ar Johny lo siguen picando el resto de familiares y disiéndole que se ha vuerti mu finico desde que se junta con el "rarito". En ese momento mi niño coge una cuña de queso curao y sin pan, ni agua, ni ná se lo mete entero de un bocao. Una lagrima empaña su rostro pero ha dejao claro que nadie le achantá en lo que a abusos gastronómicos se refiere.

Para terminar er postre nos lo comemos metíos en el agua porque asín no se corta la digestión y ya comensamos er baño. Tras tirá la basura el 1X2 destroyer toma el protagonismo de la velada. El castigo par que recibe er balonaso es dejarlo debajo agua hasta que veamos que er niver de pompita de su respiración es ya preocupante. En mientras los que tienen más de 60 se quean en la orilla con las mesas jugando ar bingo y esperando que sea la hora pa meté los pies en er agua y felicitá a los protagonistas de la noche.

Desde ese momento fiesta hasta que ca uno quiera y se eche a dormí en la playa o en la fragoneta. Las luses der día acompañan a otros que van cargaos y no quieren que esto acabe. A veces las noches son mu cortas pero como dise una cansión de grupo Matilda "Las noches que paso dormido son más difíciles de recordar".

Un beso queríos lectores y hasta la semana que viene. Vuestra yoli.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí