Ofú, hola lestores. Vuervo a hablá con vosotros después der Corpus. Y es que una es mu ferianta y me he cogío una de mis semanas de vacaciones pa disfrutá del recinto ferial desde armediodía hasta por la noche. Ar jefe no le hiso mucha gracia pero es que yo escucho una sevillana y me tomo un vasito de rebujito y me revolusiono. Desde chiquitilla en mi casa hemos mamao eso, cacharritos, cante y baile.

En la ofisina no son mu feriantes. Er niño de Granáenlared sa tirao to los días en los toros pero er mu triste ni un día ha subio a la feria. Er tío se quedó en los bares de siempre junto a otro puñao de malajes. Peó pa ellos. Er jefe llevó a su niño a los cacharros y las feminas se tomaron unas copitas pero en er centro.

Er Johny por unos días ha vuerto ar pasado. Es ver una máquina de esas de sacos de boxeo y to los novios de mis amigas se quitan la camiseta, se ponen un sombrero blanco con un tira negra o viceversa y a darle tortas. Otro expediente x es gastarse un perraje en las tómbolas paque luego te toque una cosa que vale la mitá de lo que has invertío. Pero el fenómeno más extraño de tos es el envilecimiento umano que produce una atracción tan simpática como los coches de choque.

Una vez metía la ficha en la ranura y sonar la bosina junto a ese selecsión musical digna del mejor programa de Radio3, la humanidad de los conductores se desdibuja en favor de los peores instintos depredadores. Er objetivo más claro es er "choquetaso mortal", una maniobra arriesgada y prohibida que consiste en coger impulso con el cuerpo para posteriormente chocar de frente contra el primer inocente que esté dando un garbeo recordando sus tiempos mozos. La victoria absoluta se produce cuando el individuo sale disparaó o vuerca su habitáculo.

La otra opsión es acabar fuera de la pista lo que sa empesao en ella. Una peleilla con insultos y restos de sangre jaleada por un coro propenso al conflicto. Este conflicto puede ser individual, en pareja o por equipos, disciplinas hay pa to los gustos.

Fuera de eso también hay personas que disfrutan comiendo, bebiendo y cantando, con su familia y amigos. El problema suele ser que al día siguiente hay que trabajar, ir a la escuela o preparar exámenes. Los estudiantes no suelen subir por la mala época. Pero hay cosas que no se pueden cambiar como los tres jueves que brillan como er sol.

Bueno, pero tó ha pasao y ya vorvemos a la rutina hasta er 15 de julio que me voy de vacasiones un mes. No sus creáis que os voy a abandoná, desde mi reposo os contaré las cosillas que esté hasiendo y va a haber muchas sorpresas. Bueno pues un besico y esperemos que la semana que viene tenga tiempo pa más cosillas.

Se despide, vuestra yoli.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí