El pasado domingo me dí un paseo por Granada tras desayunar en la terraza de un bar futbolístico de la plaza Mariana Pineda. Había votado hacía unos días por correo hacia mi Málaga natal pensando que sería la última vez que lo haría en esa provincia ya que sin desmerecer a la ciudad que me vió nacer desde hace unos años comienzo a sentir que los genes granadinos de mi madre se han apoderado por completo de casi toda mi forma de ser.

¿A quién hubiese votado yo en Granada? En Málaga opté por el PP; en Granada, tras entrevistar a los seis candidatos no lo hubiese tenido tan claro. Los dos partidos mayoritarios creen que han ganado a nivel nacional pero queda claro que en Granada ha perdido el PSOE. Un exceso de confianza en el malestar de ciudad que realmente no está tan molesta se ha reflejado en el voto. Un voto que ha castigado la mala gestión de los municipios más allá de las ideologías; mi padre me lo decía desde pequeño: "Aquí se votan personas y resultados, no ideologías".

Pasé por colegios donde la gente salía de ejercer la sana práctica del voto. Iba a identificarme como prensa local para charlar un poco sobre su elección cuando me sobrecogió una rafaga de timidez y simplemente decidí escuchar, mantenerme al margen sin corromper opiniones con mis preguntas dirigidas en algún sentido.

Los granadinos justificaban su voto en terrazas de la calle Navas alegando motivos a favor de su bando e intentando castigar los postulados de los otros. Nos gusta la crítica negativa, nunca constructiva. Ya se ha comenzado a hablar de oposición en lugar de colaboración. Y es que tristemente ya han pasado esos días donde los ciudadanos ha sido tan importantes. Ahora volvemos al gallinero y a las acusaciones. Unos ganas y otros pierden. ¿En qué situación quedaremos los habitantes a los que se nos critica la poca participación?

Llámenme pesado pero no comprendo porque tengo que perder tiempo de ocio de mi vida. Comprendo que formo parte de una decisión importante y que ir a las urnas es una de las pocas opciones que me quedan para expresarme políticamente en democracia. Si tan importante es un proceso que nos han vendido por todos los medios durante meses, ¿no podrían darnos dos horas de nuestra jornada para votar? El sistema se va a quedar mermado por dos horas de todos los españoles pero un día de campo con mi familia si se puede joder. Perdón por el término pero es que realmente es el correcto para definir la situación.

Algunos jóvenes no comprendían la relación entre hacer botellón e ir a votar. "Nos construyen un botellódromo pero nos dicen los días que podemos o no podemos ir según sus intereses. Se creen que somos tonticos". Este comentario no lo hace un chaval menor sino un licenciado en Empresariales que está cansado de buscar trabajo y de no poder meterse en un alquiler por los precios abusivos que se trasladan también al formato compra.

Eran ya las 14:30h y había quedado en un bar japonés en una bocacalle de Recogidas para tomar unas cañas con unos amigos. Pasé por delante de la sede del PA. Ver a Fernando Egea en el Ayuntamiento me ilusionaba, sería una bocanada de aire fresco que irrumpiría con propuestas para fomentar y potenciar la cultura de y para Granada. Una vez superado su planteamiento de igualar cultura con tradiciones hubiese hecho mucho bien a un pueblo muy alejado de cierta parte de eventos por formación y factores económicos.

Uno de estos amigos, con los que comencé a degustar sushi, es vegetariano y me explicaba que se confundía con las siglas de IU-LV y LV. Quizás Jesús García hubiese tenido mejor suerte si se hubiese explicado este factor a todos los ciudadanos. IU ni ha ganado ni ha partido, se ha mantenido igual que en el 2003. La verdadera izquierda granadina ahora va a tener mucho que decir en Diputación tras hacer público que no iban a pactar de cualquier manera. Y es que el PSOE ya daba por hecho el pacto. Estaremos atentos a las posibles sorpresas.

Llegaba la noche y se confirmaba que Amalia seguiría luchando con sus niños cada día. El PSA tampoca había obtenido representación en la Plaza del Carmen. De nuevo tres partidos formaban el Ayuntamiento de la capital. Espero que dentro de un par de semana el reelegido Torres Hurtado me conceda una entrevista donde intentaré meter el dedo un poquito más que en nuestro primer acercamiento.

JMRojas www.granadaenlared.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí