De vez en cuando es bueno ir al cine aunque la broma te salga alrededor de 15 euros si invitas a algún amigo/a con palomitas para dos y refrescos pequeños. Desde hace unos años renuncié a esa locura que se llama día del espectador y por eso me gasto dos euros más de lo presupuestado.

El prólogo sirve para que reflexionen esos que hacen los anuncios de las ideas que llevan a otras y que tienen un precio. Muy bonita la teoría pero que se la expliquen a un padre de familia con tres niños que quieren ver la última de Spiderman o tener un par de títulos de play2 nuevos. Como dice mi colega Boni "cuando chupaban a tres talegos o tres talegos y medio el cd no lloraban tanto, ahora por 10 euros solamente falta que en los extras de los dvds vengan a cantarte en tu casa la banda sonora de las peli".

Bueno pero sobre este tema ya habló mi compañera Yoli y no quiero repetirme. El asunto es que mi presente señora quería ver la vida de Edif Piath y yo un título de terror comercial que no nos daba muy buena espina. En lugar de pelearnos alcanzamos un título intermedio: "Zodiac".

160 minutos después nos dimos cuenta de que había sido una de las peores decisiones de nuestro año de vida común. Al servidor le gusta el cine aunque no se define como cinéfilo. Me colocaré dentro del grupo de muy aficionados. Normalmente no me dejo llevar por las críticas de unos y de otros ya que siempre hay divisón de opiniones pero en este caso todo lo que había investigado sobre el film de David Fincher era, como poco, positivo.

Al salir del cine me dí cuenta que yo era un estúpido por no gustarme aquella película cuando tantos señores con tanto saber la han definido como "gran película" u "obra de arte".

Nana, después de montar en su coche, me reprochaba que yo desde mi humilde medio hacía algo parecido. Gran frase y con noche de reflexión a continuación. Suelo juzgar al público, los contenidos, los continentes y todo lo juzgable pero quiero que sepan que siempre desde el punto de vista de un informador que se forma a base de más errores que aciertos. Nunca la verdad absoluta está en mis manos y sobre todo en temas dentro de los que soy un iniciado.

Hoy me lanzaré un piropo: El párrafo anterior me honra. Les explico rápidamente. En esta ciudad y en todas las ciudades del mundo hay un montón de señores y señoras que por tener poder y una titulación se adjudican la verdad absoluta. Y lo peor de todo es que no admiten estar equivocados cuando con argumentos se les rebaten sus planteamientos. Para que lo entiendan, si un señor me dice que "Zodiac" es una obra de arte a secas, yo seguiré en mis trece pero si me explica paso a paso en que se fundamenta su razonamiento pues seguramente admitiré que a mi no me ha gustado pero que es una buena película.

Los todopoderosos ni siquiera se molestan en argumentar (yo hoy no diré porque Zodiac me pareció mala tampoco)simplemente hablan de "un trabajo personal" o redactan unas breves líneas con unos adjetivos que pierden más que explican. Ellos no califican al público ni como sabio ni soberano. Ellos están por encima de la gente que anda por las calles todos los días.

Si lo desean, vayan a ver Zodiac y ya me cuentan.

JMRojas www.granadaenlared.com jmrojas(arroba)lexur.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí