Estimados lectores de este medio cada vez más laureado, me dispongo a narrarles la primera parte de los hechos que me reunieron junto al director de esta empresa y el niñato de Granadaenlared: El Congreso de Periodistas Digitales de Guadix.

Realmente yo soy un colaborador de opinión de la página que dirige el impresentable calvo y con gafas de la boina pero, con la excusa de dar una vuelta a mis propiedades de la bella villa granadina, decidí emprender la marcha el pasado viernes a las 08:30h para empaparme de este mundo de desconocidos.

Como llegamos temprano a una preciosa plaza elegimos una pastelería del lugar para degustar un café con un dulce riquísimo después de que unas amables señoritas nos acreditasen y obsequiasen con una preciosa bandolera en tonos azul celeste patrocinada por cierta cadena regional. Los congresistas consideraban pecaminoso levantarse a las diez porque allí poblaban el recinto apenas tres decenas de personas.

Primera mesa redonda: "El Reto de la Transición hacia lo Digital". Con Juan Benítez de www.cibersur.com, un chaval muy majo que conocía nuestro medio y que representaba la innovación frente a una señora de la Agencia EFE y el director de Ideal. Lola, Directora General de Agencia EFE explicó brevemente la historia de su empresa y las adaptaciones que deberían acometer para ceñirse a los tiempos. Interesante, muy interesante. La voz de la experiencia siempre es agradable al oido. Aunque en algunos casos, no digo en el anterior, la experiencia es reacia al progreso.

La palabra fue a Eduardo Peralta y comenzó argumentado que www.ideal.es es la página más visitada hecha en Granada. Una pena, con sonido de bocina como la del Un. Dos, Tres, ya que esa página es la de Lukor. Mauricio enfurecía por momentos, pero entre el niñato y yo (colaboración indeseable) pudimos calmarlo. El resto de su discurso se centró en la presentación de un decálogo magnífico que se opone al periodista multimedia (hombre orquesta lo llamo yo) que demandan tantas empresas del sector. Me refiero al que debe grabar video mientras que hace una entrevista y luego tirar un par de fotos. Por desgracia, internet y el pluriempleo parece que van de la mano.

Acabó Juan Benítez mostrando un modelo intermedio entre lo tradicional y lo innovador. Lo bien que estuvo este chico. ¡Con gente así me gustaría a mi trabajar y no con el impresentable de las camisetas de grupos de música y resacas de viernes por la noche! Se abría el turno de preguntas y el jefe de Lexur le soltó la bomba que tenía guardada al director de Ideal. Quedándose corto en las veces que los doblabamos en usuarios únicos de una manera muy ¿sutil?, hizo un quiebro hacía Lola de EFE. Lo de menos fue esta pregunta y su respuesta. Lo mejor, el recado y algunas caras. De diez, de diez.

Al acabar este primer asalto y ver como una masa de becarios y estudiantes se dirigían a un desayuno tipo "come lo que quieras que esto es un congreso y hay que aprovechar", los tres íbamos camino de la exquisita pastelería de al lado del teatro cuando un sujeto que se identificaría posteriormente nos dedicaba una frase tipo "El padrino": "Las cosas no son como estén hoy, todo es oscilable y un día puedes estar en la cumbre y al siguiente caer" – dijo aproximadamente. Algo así fue su mensaje cuando nos dió la risa por dentro al pensar los años que llevamos trabajando en Granada desde el silencio más absoluto y liderando un espacio. Nos habíamos ganado un suizo con queso y jamón serrano a costa de la empresa.

Vuelta al tinglado y el impresentable de siempre, el niñato, se sirvió un zumo de naranja mientras que conversabamos con Manfredi y Benítez, dos generaciones distintas pero una misma visión. Es muy agradable conocer gente así, que se preocupa por el trabajo de los demás y apoya más que hunde. Mi traje beige se manchó cuando un abrazo desproporcionado volcó parte de un café sobre mi chaqueta. ¡La competencia se adora y mi tintorería ama a los congresitas!

Regresabamos a la sala para plantearnos la muerte del lenguaje del que comemos, el html. El representante de Casa Asia Virtual y un miembro de la redacción de Canalsur hicieron ameno un tema más destinado a informáticos que a periodistas. La presentación de Sherpa acaparó la mayoría del tiempo y dejó un halo de esperanza para el futuro del diseño de portadas.

El bombazo de la mañana llegaría antes del almuerzo, de la mano de las empresas tecnológicas. Cuatro caballeros presentaron sus argumentos sin ningún problema hasta que Carlos de la Iglesia cuestionó la credibilidad y la profesionalidad de la gente que trabajamos en internet. Aquí el que se puso de color morado fue el niñato. Se define como intrusista pero le molesta que se lo digan a la cara. Sin embargo, cuando fue a levantar la mano ya había cinco o seis colegas del gremio que prácticamente pedían la cabeza de un ponente. Fue divertidísimo el aluvión de críticas pero todo se reducía a que allí no iba a caer Goliat. Goliat siempre manda en el mundo. Disculpas, malentendidos, jijijijajaja y receso para comer. Los debates se cortan por gula o polémica.

Llegó Luis Salvador que nos saludaba efusivamente tras nuestro primer encuentro en la puesta de largo de www.granadaenlared.com y prometía que iba a buscar el conflicto por la tarde. Esperando una copa de vino español nos quedamos, sin embargo comprendimos que ese placer quedaba reservado para los "vip", entre los que, claramente, no nos encontrabamos. Paseo y a por unas ricas chuletas de cordero.

Aún quedaba la tarde, pero eso vendrá la semana que viene.

Un saludo, Godofredo de Minglanillas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí