Una nueva práctica se está dando estos días en distintos lugares de Granada. Gente no sé ni de que ideología ni perteneciente a que movimiento literario invaden el espacio personal del individuo obligándote prácticamente a coger una especie de revista por la que posteriormente intentan cobrarte tres euros.

En un principio te entran diciéndote que te leas la información, que es muy interesante y que te aclarará un montón de cosas sobre problemática política mundial. En ningún momento se habla de precio y llegas a pensar que si coges otros periódicos gratuitos otro más no te va a suponer nada.
Pero en el momento en que estás a punto de marcharte es cuando el sujeto (hay hombres y mujeres) situados en la esquina de San Juan de Dios con López Argüeta o a la entrada de Puentezuelas entre otros sitios, te indica el precio.
Habrá gente que lo aceptará de buena gana y otros que como yo lo soltemos a la par de por motivos de racanería y engaño. Entonces cuando te vas, te miran mal o como en mi caso recibes insistentes palabras para que vuelvas.
¿Hasta que punto no estamos ante un delito? Lo preocupante en este país es que inmigrantes se mal ganen la vida con relojes, cinturones o correas en las plazas de las ciudades, pero para nada que cuatro sujetos vendan su información por las calles engañando de primeras a todo tipo de gente que paseamos, disfrutando de una de las pocas cosas que no cuesta dinero en nuestros días.
JMRojas www.granadaenlared.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here