Ofú, perdoname mis lectores, que se que seis mucho, porke la semana pasá no pude escribir.
Er trabajo en la ofisina se murtiplica y caí en una pequeña depresión ar ve que el muchachillo de granáenlared tiene novia.

To fue mu rapido, er Johny y yo estabamos comiendonos un chauarma en Pedro Antonio y de pronto lo veo salí de un pab, con una tía y dándole unos abrazos mu fuertes. Er corasón se me envorvió y los trozos de pollo, huevo y sarsa picante der bocaillo moro me sentaron tan mar que tuve que parar de comer y dárselo ar Johny.

Nadie se asercó a saludar a nadie y eso me hace tener esperanzas toavía, porque quizás él no quiera que ella me conosca ya que podría verme como una enemiga (que se prepare la tía esa que con mis tangas y mis escotes está perdía). Pero bueno, lo he pasao mu mar y desde aquer día toavía er muchacho habla menos y yo sin motivo estoy más encoña con ér que nunca.

Pero me pondré a mi labor que es analizar temas de artualidad candente. Esta semana me voi a centrar en si Luís Aragones tiene que dimitir o no.

A mi er furbo me gusta desde chiquitilla, desde que er Johny se ponía en pantalones cortos y jugaba en er llano del barrio. Las peleas, los balonasos y las litronas en las gradas hisieron que mi pasión hasia este deporte creciera desmesuradamente.

El otro día mientras me estaba arreglando pa salir veía er partio de España con Suecia.¡Que vergüenza! Tos corrían despitaos parriba y pabajo, y a la mijilla llega un rubio vestío de amarillo y le mete er primero a Casillas. Mare mía con lo bueno que está no se merece esos malos ratos.

Er partío sigió que si sí que si no, los nuestros lo intentaban, y cuando en una jugada parecía que iban a empatar, salen ar contraataque los rubios otras vez y no meten er segundo.

Mi papa y er Johny empezaron a recordar a los ansestros de los jugadores pero mucho más a la madre de Luí Aragones y su dudosa profesión. Es que son mu burros mis gordos.

Entonces yo me puse a reflexionar mientras me pintaba las uñas: Si yo tengo un gallo que no cumple con las gallinas, lo mato y mi mama hace un puchero riquísimo.Pero si toas las gallinas que he tenio, haya estao el gallo que haya estao no han puesto los suficientes huevos, ¿qué hacemos con ellas?.

El gallo ahora está viejo, cacarea muchas tonterías y tiene que irse a otro corral, pero el dueño parece que no lo sabe y lo sigue dejando pasearse pavoneándose a sus anchas y crispando el ánimo de toda la granja.

Por el bien de todos esperemos que pronto comamos sopa de ave.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here