Soy un fiel seguidor de Arturo Pérez Reverte en todos los aspectos de su carrera profesional. Desde que comenzó la saga de Alatriste pude observar que le “dolía” España y su historia. Una historia que se repite en muchos aspectos en nuestros días y que critica con fiereza en sus artículos semanales.

España de corrales de comedia frente a España de “Salsa Rosa” (al menos, en los corrales de comedia se podían ver obras de mayor calidad que las telenovelas actuales) España de duelos a espada frente a España de puñaladas por la espalda. España no ha cambiado tanto.

Siglos después, nos situamos en Marbella (por citar un ejemplo de moda), y encontramos a gente que hace cuaquier cosa por dinero, sin ningún tipo de honor. Parece ser que el dinero se ha democratizado. Antes, como vemos en la película, el rey robaba el oro destinado a cubrir los sueldos de sus tropas en Flandes con el fin de poder seguir dando cacerías a su corte.

Hoy cualquier ser humano puede llegar a una alcaldía y quedarse con fondos destinados a mejorar una ciudad en calidad de mejorarse él mismo. Para hacerse con el botín no es necesario derramar tanta sangre, pero sí quemársela a la gente que te ve con ropa y coches nuevos. Y lo malo es que no puedes retarlos a muerte. Tienes que tragártelos.¡Tanto progreso me sobrepasa!

Sigamos pensando que ayer perdimos 3 a 2 contra Irlanda del Norte.Lo importante es pavonearse en lugar de trabajar. Todos queremos ser reyes.

JMRojas. Editor www.granadaenlared.com ]]>

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here