El 23 de noviembre de 1876 nace Manuel de Falla en la gaditana Plaza de Mina. Cádiz era en esa época una próspera ciudad asomada al Atlántico. El propio Falla relata a su primer biógrafo, Roland-Manuel, aspectos de sus años infantiles “en mi primerísima infancia, cuando yo sólo tenía dos o tres años […] los cantos, las danzas y las historias de la Morilla me abrieron las puertas de un mundo maravilloso”. Aunque estudió piano desde niño, su imaginación y sensibilidad se inclinaban hacia lo literario. Es con la adolescencia que se despertará en él la definitiva vocación musical “. A partir de ese momento algo como una convicción tan temerosa como profunda me impulsaba a dejarlo todo para dedicarme completamente al estudio de la composición. Y esta vocación se hizo tan fuerte que llegué a sentir incluso miedo, ya que las ilusiones que despertaba en mí estaban muy por encima de aquello que yo me creía capaz de hacer”.

Cuando en el verano de 1920 Manuel de Falla decide fijar su residencia en Granada, estamos ya ante un músico consagrado internacionalmente. En su pequeño carmen de la Antequeruela Alta, desde donde se sentía “en el centro del mundo”, no sólo dedicará tiempo a la composición sino que se involucrará en proyectos culturales que han dejado una huella permanente.

Desde el Auditorio y Casa Museo Manuel de Falla nos unimos a la celebración que las tres ciudades, Cádiz, Granada y Altagracia, donde él nació, residió y murió celebran todos los 23 de noviembre el aniversario del nacimiento de este gran músico español.

En Granada, su Casa Museo y la Exposición Permanente Universo Manuel de Falla abrirán sus puertas en horario de 9 a 14 horas y, excepcionalmente ese día, de 16 a 19 h. El visitante podrá seguir un emotivo recorrido por la vida y la obra del compositor y profundizar en los valores éticos y artísticos que conformaron su rica y compleja personalidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here