Una cueva típica de Guadix, una casa alpujarreña, una cortijada, un establo, una calle típica del Marquesado o la Torre Vigía de La Rábita son solo algunos de los hábitats tradicionales granadinos que se pueden ver reproducidos en maquetas, desde esta noche y hasta el próximo 25 de noviembre, en el Palacio de los Condes de Gabia. Son tipologías de viviendas y enclaves en los que siempre hay un sitio para un pesebre al estilo de los belenes navideños que empiezan a montar muchas familias durante estas semanas en los pueblos de Granada.

 

La muestra, denominada ‘Lugares y pesebres’, es “una exposición inédita hasta ahora en Condes de Gabia” tal y como ha explicado hoy en la rueda de prensa para su presentación el diputado delegado de Cultura, José Antonio González Alcalá, que ha dado las gracias en nombre de la Corporación Provincial a los escultores Eduardo García y Chary Ordóñez por “esta bella obra maestra”.

“Este tipo de obras vienen a recoger el sentir y el objetivo que tiene la Diputación de Granada que no es otro que poner de manifiesto aquellas obras que a nivel provincial puedan tener un interés para toda la población”, ha añadido José Antonio González Alcalá que se ha congratulado de poder poner a disposición de los granadinos este “recorrido por diversos hábitats, casas, cuevas y formas arquitectónicas que la población granadina ha ido construyendo a lo largo de historia”.

 

Son viviendas “que recorren toda la condición social desde las viviendas más humildes como son las casas de pescadores o las cuevas de las que hay tantas en nuestra provincia, hasta los grandes palacios como el de Peñaflor y todo el rico patrimonio de nuestra provincia”. Así, coincidiendo con el preludio de la Navidad, “queremos hacer una reflexión del hábitat que ha tenido tradicionalmente la provincia”.

 

Eduardo García y Chari Ordóñez trabajan con materiales similares a la realidad que representan: arcilla, madera o tierra hacen que su aspecto visual sea más verídico. Y el empleo de una escala deter­minada, hace que las proporciones volumétricas sean armoniosas y se conjuguen perfectamente. Eduardo García ha explicado a los medios de comunicación que “hemos ido por distintos lugares de la comarca y hemos ido viendo qué tipo de hábitats son más representativos” para luego reproducirlos en las maquetas que podrán contemplar los granadinos.

 

Chary Ordóñez ha especificado que “la arcilla está cogida de los cerros de Guadix, por eso se le ve esa textura tan natural que tiene” y de ahí “que se parezca tanto a las cuevas de Guadix”.

 

Son todos espacios en los que bien podrían estar los belenes navideños. De hecho, este matrimonio lleva toda una vida dedicada a este mundo realizando para la Iglesia de Santa Ana de Guadix, un establo con distinto diseño cada año, a tamaño natural, para la ubicación de la Natividad, en el altar mayor de dicha Iglesia.

 

Esta experiencia les ha llevado “con extremada paciencia, manos hábiles, conocimiento de los materiales, sobre todo mucho amor a este tipo de trabajo y muchas horas de dedicación, a crear sus propias composiciones escenográficas, a escala, para la instalación de un belén”, tal y como señala Miguel Ángel Gómez Mateos, director de la Escuela de Arte de Guadix, en el prólogo de una pequeña publicación realizada por el área de Cultura con motivo de esta exposición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here