El bono turístico Granada Card consiguió agotarse para todos los días de Navidad con cuatro semanas de antelación. Ese dato es uno de los que confirman que la Navidad de 2019 ha sido “espectacular en todos los sentidos”, ha informado el concejal de Turismo, Manuel Olivares. “Esta Navidad ha sido la de mayor afluencia turística y de público en general a nuestra ciudad”, ha precisado el edil, para quien la positiva evolución turística confirma el objetivo municipal de “romper la estacionalidad”  y “la apuesta por un turismo diferenciado y de calidad”.

El 64% de los compradores de la Granada Card han sido extranjeros y el 36% españoles, según informa Olivares. El 9% de los visitantes han adquirido la modalidad infantil del bono, lo que implica un incremento del 60% del turismo familiar.

Por la Oficina de Turismo de la plaza del Carmen han pasado 8.094 personas. Los empleados han atendido 3.326 consultas, un 35% más que en 2018. El 61% de los turistas atendidos han sido españoles y el 39% extranjeros.

El origen por comunidades de los visitantes nacionales ha sido, por este orden, Andalucía, Madrid, Valencia, Cataluña, País Vasco, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón, Baleares, Murcia, Galicia, Canarias, Extremadura, La Rioja, Asturias, Cantabria y Navarra. Los países de procedencia del turismo extranjero han sido Francia, Italia, Reino Unido, Corea del Sur y Estados Unidos.

La edad media del turista español de esta Navidad oscila entre 31 y 50 años, ha viajado en familia y ha permanecido tres días, alojándose en hotel el 84%. El 54% ha viajado a Granada en coche y el 72% tenía reserva previa de entrada a la Alhambra.

“Hemos podido demostrar a la ciudadanía que para que las iniciativas que impulsa el Ayuntamiento brillen y triunfen no es necesario incrementar presupuestos ni recursos, sino que se trata de concitar voluntades, de compartir esfuerzos con la sociedad civil”, ha añadido el concejal de Movilidad, César Díaz, quien, además, pronostica que el visitante de Granada de esta pasada Navidad “volverá a Granada y aconsejará venir a Granada”.

Plan de trabajo para la retirada de la iluminación

La concejalía de Mantenimiento, por su parte, ha establecido ya un plan de trabajo para la retirada de la iluminación extraordinaria y de los elementos ornamentales navideños, ha anunciado su titular, Eva Martín. “El equipo de Gobierno, a diferencia con el año anterior, está siendo muy diligente para que los adornos y la iluminación de Navidad sean desmontados cuantos antes para no demorarnos más allá de lo imprescindible y en la medida de las posibilidades de la empresa, a la que hemos pedido diligencia”, ha explicado la concejal Martín.

Granada recuperará la normalidad en los próximos días. La esfera luminosa de Puerta Real, que ha captado la atracción del público, será desmontada a partir del 13 de enero y el pino de Bib-Rambla, el 14. Ya ha sido retirado el alumbrado de Reyes Católicos, Recogidas, San Antón, Puentezuelas y Alhóndiga.

El cableado no eléctrico de Mesones, Puentezuelas y Príncipe se mantendrá por su eventual utilización de cara a la festividad del Día de los Enamorados. Estas calles suelen engalanarse con corazones cada 14 de febrero.