Granada cuenta ya con 25 nuevas motos eléctricas de alquiler, que sumadas a las 45 que llevan funcionando desde septiembre de 2017, hacen una flota de 75 vehículos eléctricos en servicio.

Durante la presentación de los vehículos, a la que también han asistido la concejala de Movilidad, Raquel Ruz, y Horacio Pérez Perdigó como el presidente de la empresa impulsora de la iniciativa, Muving España, el primer edil ha incidido en que conseguir un aire más limpio y una ciudad más amable para las personas “lleva aparejado un cambio en los modos de desplazamiento y una reducción del uso de los transportes privados contaminantes”.

Así, las motocicletas Muving son L-3, -el equivalente a 125 centímetros cúbicos-, son totalmente eléctricas, funcionan sin combustibles contaminantes, lo que garantiza cero emisiones para preservar el medio ambiente, contribuir a frenar el cambio climático, y mostrar a la gente las ventajas del uso de los vehículos eléctricos. También garantizan que no emiten ruido al circular por lo que se reduce la contaminación acústica del tráfico en la ciudad.

Según ha explicado Horacio Pérez, los vehículos están conectadas a una plataforma de comunicaciones y monitorizadas en tiempo real y trabajan con dos baterías, que son repuestas por los operarios de Muving cuando el sistema de gestión de flota lo detecta. De este modo, el usuario no tiene que preocuparse  ni de llaves, ni de seguros, ni de combustible, ni del mantenimiento de la moto. El objetivo de la empresa, es según su presidente, llegar a las cien motos antes de final de año.

Tras agradecer la Muving su implantación y Granada, Francisco Cuenca se ha referido a las iniciativas que el Ayuntamiento lleva a cabo en pos de una movilidad sostenible. En este sentido ha aludido a la apuesta por una flota municipal de vehículos cero emisiones o a los nuevos microbuses ecológicos para el Albaicín y el Realejo. Respecto al transporte no motorizado, ha recordado que en octubre pasado entró en funcionamiento un novedoso sistema de alquiler de bicicletas compartidas sin estación y ha citado el convenio Ayuntamiento-Junta de Andalucía para impulsar el uso de la bici en la capital, entre otras actuaciones.

“Seguiremos dando pasos en esa lucha por una transformación medioambiental real y efectiva en la ciudad de Granada”, ha concluido el alcalde, “y en una ciudad turística, joven y universitaria como la nuestra, nuestro empeño es lograr una movilidad sostenible, aspirar a la accesibilidad universal y contribuir, con el uso eficiente de los recursos públicos, a mejorar el bienestar y la calidad de vida de las personas”.