La Diputación Provincial de Granada ha finalizado las obras de asfaltado en el tramo entre Peñuelas y Castillo de Tajarja de la G3-3400, carretera provincial de 9,2 kilómetros que une la A-92 con el núcleo de población de Chimeneas. Con una longitud de 6,5 kilómetros, dicho tramo era “intransitable” hasta que han terminado de ejecutarse las obras impulsadas por el equipo de Gobierno provincial que da así cumplimiento a una reivindicación histórica de más de veinte años por parte de los vecinos de esta zona de la comarca del Poniente.

 

Así lo ha destacado la vicepresidenta primera y diputada delegada de Fomento y Obras Públicas, Luisa García Chamorro, en la inauguración de esta parte de la carretera tras unos trabajos que fueron licitados por un importe de 250.032 euros. Este presupuesto se suma a la inversión de 600.000 euros ejecutada también en la GR-3400 en el tramo que une la A-92 con Peñuelas. En total, “casi un millón de euros que son necesarios”, según ha explicado Luisa García Chamorro, puesto que “la Diputación tiene que estar para atender a los municipios pequeños y esta carretera era una reivindicación histórica de los vecinos desde hace más de veinte años puesto que era intransitable y es bastante el tráfico que se mueve en esta carretera”.

Carretera de Castillo de Tajarja (1)

García Chamorro ha estado acompañada en esta visita por la alcaldesa de Chimeneas, María Ascensión Molina, con quien ha revisado el tramo finalizado en esta última fase de las obras en las que se ha extendido una nueva capa de rodadura de 5 centímetros de espesor, ya que el asfaltado que había se encontraba totalmente agotado. También se ha pintado la señalización horizontal y se ha construido una cuneta revestida de hormigón en un tramo de unos 500 metros de longitud. Todo ello además de las tareas de despeje y desbroce de los márgenes de la carretera, limpieza y reperfilado de cunetas con las que se ha acondicionado la carretera de cara sobre todo al invierno.

 

Las obras están encuadradas en el Plan Provincial de Cooperación a las Obras y Servicios Municipales y de Carreteras cuya financiación corre a cargo íntegramente de los fondos propios de la Diputación Provincial de Granada.

 

“Durante veinte años, los equipos de Gobierno socialistas en la provincia y el municipio han prometido el arreglo de esta carretera pero ha tenido que llegar este equipo de Diputación encabezado por Sebastián Pérez para acometer un proyecto que es justo para estos vecinos”, ha explicado la vicepresidenta responsable del área de Fomento, Desarrollo y Obras Públicas quien ha mostrado su satisfacción “por el deber cumplido” ya que es una “obligación” de la Diputación de Granada “invertir en las comarcas del interior de la provincia como el Poniente en las que las tasas de paro son más elevadas que en el resto de la provincia”.

 

Se consigue así, además de facilitar la creación de empleo entre parados del pueblo que han sido contratados para la ejecución de las obras, “mejorar las infraestructuras y dotar de buenas carreteras a la comarca para animar a las empresas a invertir en ella”, ha reseñado Luisa García Chamorro.

 

Por su parte, la alcaldesa de Chimeneas, María Ascensión Molina, ha incidido en que la dejadez a la que ha sido sometida esta carretera ha sido “histórica por la falta de limpieza y asfalto”.

 

Tras agradecer la ejecución de estas obras al actual equipo de Gobierno, la alcaldesa ha recordado que “llevamos veinte años detrás de la finalización de esta carretera sobre todo los vecinos de Castillo de Tajarja” con “dificultades enormes” en las comunicaciones desde este núcleo de población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here