Un grupo de trabajadoras de Claros, Servicio de Ayuda a Domicilio de  Motril, permanecen encerradas en el Ayuntamiento de este municipio para protestar por la falta de pagos del Ayuntamiento de Motril a la concesionaria del servicio, lo que ha originado el impago de las nóminas correspondientes a los meses de agosto, septiembre, octubre y noviembre de 2012, a las trabajadoras. Con el agravante, ha explicado la Presidenta del comité de empresa de Claros, Rosario Moreno (CCOO) de que el Ayuntamiento ha recibido la cuantía de la Junta de Andalucía correspondiente a la Ley de Dependencia, por lo menos, ha asegurado la representante sindical, hasta el pasado mes de junio.

04/12/2012

Fuente: CCOO de Granada

 

El Ayuntamiento de Motril ha comunicado al comité de empresa que, al menos, hasta febrero permanecerían en la misma situación y por lo tanto no está previsto el abono de los salarios de las trabajadoras hasta entrado el próximo año, aunque tampoco se dan garantías de ello. Por este motivo, las trabajadoras de Claros han comenzado un encierro de carácter indefinido para exigir el pago inmediato de los salarios adeudados.

 

Se trata de 68 trabajadoras que conforman la plantilla de esta empresa y de  los 10 trabajadores sustitutos que este verano han cubierto las vacaciones de las trabajadoras quienes, a pesar de los continuos retrasos en el cobro de sus nóminas, han continuado prestando los servicios de Ayuda a Domicilio a todas las personas dependientes de Motril.

Las irregularidades en el abono de los salarios empezaron hace varios meses, lo que hace insostenible la situación de muchas de estas trabajadoras, dado que en la mayoría de los casos su sueldo es el único ingreso familiar. Incluso, ha denunciado la Presidenta del comité de empresa, algunas de las afectadas se han encontrado con la posibilidad de perder su vivienda “porque no hay banco que perdone cuatro meses de hipoteca”.

 

Por todo ello, desde el Comité de Empresa presidido por CCOO, Rosario Moreno ha instado a Claros y al Ayuntamiento de Motril a encontrar una solución que permita que estas trabajadoras perciban tanto las nóminas adeudadas, como el cobro puntual  de su salarios “por el trabajo que tan dignamente están realizando”.

 

Estas reivindicaciones se unen a la denuncia que ya presentó el Comité de Empresa en la Inspección de Trabajo por el reiterado incumplimiento, por parte de Claros, del Convenio Colectivo que regula el sector.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here