Diccionario granaíno – M

Malafollá: dícese de una cualidad inmaterial e inherente a todo granaíno. Viene a ser como una mezcla de sarcasmo y simpatía.
Mala fondinga: término semejante a mala follá pero en negativo.
Mancaje: azada.
Manía: rancia. Por ejemplo «estas pipas están manías».
Marhal o mahal: medida de superficie agrícola equivalente aproximadamente a un cuadrado de 25×25 metros (y no a la medida del Patio de los Leones como cuenta la leyenda urbana) que se usaba en el antiguo Reino Nazarí y que perviven en zonas de Granada, Almería y Málaga.
Maruño: asalvajado, arisco. Ej.: Un gato marruño. (¡Gracias, Gonzalo!)
Más pallaílla: es un adverbio de lugar que indica proximidad siguiendo la misma dirección. Sinónimo: «Una mihilla más pallá».
Maúro: bobo, atontado. Etim: proviene del español «maduro», en su variante agrícola-churrianera, en su sentido de algo que ya está tierno y falto de consistencia.
Meque: puñetazo en la cara. Útcs. generalmente en plural: «…y le metió un par de meques que…»
Mihilla: unidad de medida universal. Aplíquese a multitud de magnitudes, tales como tiempo, peso, espacio, capacidad, etc. Es la unidad básica del sistema métrico granaíno.
Misto: cerilla (gracias a José Ramón)
Mititilla: unidad de medida fraccionaria de mihilla. Su valor depende en cada caso de las circunstancias, aunque normalmente es bastante pequeño.

 

Otras secciones del Diccionario Granaíno

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | L | M | N | O | P | R | S | T | V | Y

Volver al inicio

¿Conoces alguna palabra granaína que no esté en este Diccionario? Añádela aquí.