Por fin pudo el Granada ganar tranquilamente un partido como local para regocijo de su afición. La satisfacción es doble por tratarse de un competidor directo en la clasificación y de un rival histórico.

Es verdad que el Málaga parece haber dejado atrás la época de esplendor que trajeron los petrodólares pero sigue siendo un equipo potente, empezando por su entrenador Bernd Schuster, que ha conseguido que el equipo no se descomponga pese a las significativas bajas que han sufrido (quizá la de Isco sea la más significativa).

Victoria del Granada CF frente al Málaga

El Granada mantiene la línea de los últimos años y por ahora parece mantenerse por la zona media de la clasificación aunque lo normal sería que acabase el año salvándose del descenso en la última o penúltima jornada de la Liga. Es de notar que en la plantilla del Granada no hay canteranos, el equipo no tiene base sobre la que levantarse y en el caso de que los resultados no estuviesen siendo buenos, hoy estaríamos oyendo los clásicos gritos de los forofos más cafres contra su profesionalidad, esos de “¡Mercenarios!” y similares.

Pero mientras los resultados sigan acompañando, todos a disfrutar.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here