Un único y maldito error le costó al Universidad de Granada femenino el partido ante las actuales campeonas de Andalucía, el Universidad de Málaga. Una derrota inmerecida e injusta que no refleja la extrema igualdad entre ambas escuadras, pero que fue muy didáctica y que forjó más al grupo entrenado por Rubén Arenas y José Antonio Quitián. La veteranía, precisamente lo que le falta a las arlequinadas, fue el matiz que desniveló la balanza. (0-7).

 

Las chicas arlequinadas, tras aceptar la derrota dos fines de semana atrás en casa malagueña,  afrontaron el encuentro más unidas y preparadas que nunca, tanto física como mentalmente. Necesitaban la revancha.

Universidad de Granada-Universidad de Málaga_01

Arrancó el partido con la grada repleta y una temperatura idónea para jugar al rugby. Las granadinas, desde el primer minuto, dieron esperanzas de victoria debido a su magnífico estilo de juego: fuertes en las melés, en los mauls, una rápida tres cuartos y Rebecca Liszt volando en la touche. Pero no parecía que fuera suficiente para alcanzar sus objetivos.

 

En la primera parte, el Universidad de Málaga tuvo oportunidades de anotar algún ensayo, pero el equipo local realizó un gran trabajo defensivo y lo evitó. Los diez minutos de acoso inicial visitante acabaron con un golpe que la experimentada Cynthia, apertura del UMA, estrelló en el palo debido al viento. Así, con el marcador a cero finalizaba la primera parte del encuentro.

 

Fue en la segunda mitad cuando se decidió el partido. En un intento de trasmisión del balón por parte de la apertura granadina Bea Mendoza, la malagueña Cynthia, en posición, interceptara éste y corriera hasta posar el óvalo en la línea de ensayo. La misma jugadora transformó (57′, 0-7).

 

Fue un jarro de agua fría ya que el ‘Uni’ se quedó a centímetros de ensayar segundos antes, sobre todo en una ruptura por dentro de María del Castillo y varias fases posteriores de rucks que no tuvieron premio.

 

Este fue el resultado final del encuentro. Al menos las granadinas sumaron punto bonus defensivo. No obstante, las locales abandonaron el campo sonrientes y satisfechas por el trabajo realizado, crecieron como equipo y ahora tienen la oportunidad de seguir creciendo el fin de semana que viene, en casa de nuevo contra el Jaén.

 

El ‘Uni’ formó con Chupe, Dana (Carmen Prados, descanso), Balilla, Zayda, Rebecca Liszt, Lucía Jara, Elena García (Bea Nestares, 72′), Ana Mari, María del Castillo, Bea Mendoza, Cristina Rivera, Martita, Requena, Carmen Díaz y Carol Navarro. Se quedaron sin poder entrar Jazmín, Isa Nieto, María Liszka, Camille y Lucía López.

 

Carolina Navarro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here