La Universidad de Sevilla descubre a través de la ciencia la variedad de formas y colores que se esconden bajo el mar  

Este nuevo espacio expositivo invita a los visitantes a convertirse en científicos con propuestas como la identificación de especies  

El Parque de las Ciencias abre desde hoy una ventana al fondo marino de diferentes océanos del mundo. Científicos de la Universidad de Sevilla han trasladado su laboratorio al museo hasta el próximo 10 de noviembre para mostrar a los visitantes los trabajos que están realizando en diferentes puntos del planeta con el fin de garantizar la conservación del medio litoral. Y es que la investigación de la fauna marina permite no solo descubrir especies nuevas para la ciencia, sino también identificar otros aspectos como el cambio climático o la pérdida de biodiversidad.

En este sentido insiste José Carlos García-Gómez, uno de los directores científicos de la Ventana, quien explica que uno de los proyectos en los que están trabajando actualmente se centra en monitorizar especies sensibles a los cambios de temperatura y a la contaminación para determinar los efectos del clima en el litoral. Para ello cuentan con la colaboración de clubs de buceo que toman fotografías en diferentes periodos con las que se pueden estudiar los cambios con técnicas no agresivas.

Algo que contribuye a la consecución de uno de los principales objetivos de la ciencia que se desarrolla en este campo y que es promover la conservación, ya que el mar es un espacio donde se producen catástrofes ambientales que no son tan perceptibles como las que se producen en el medio terrestre, por eso “en materia de protección y vigilancia el medio marino requiere un mimo especial”, asevera García.

Con el fin de sensibilizar a la sociedad en su conservación, han instalado un acuario donde se puede observar e interactuar con diferentes organismos litorales que representan una pequeña fracción de la diversidad de fondos y sus comportamientos: moluscos, equinodermos (erizos, estrellas), crustáceos (cangrejos, camarones) y peces. Tal y como explican los responsables científicos de este espacio estas son las comunidades que pretenden proteger “porque, además de ser biodiversas, sustentan poblaciones de especies de interés comercial para el hombre”. “Por otro lado, su conocimiento permite gestionar mejor y de forma sostenible los recursos naturales”, añaden.

El trabajo de campo en las campaña oceanográficas constituye una parte esencial en la labor de los investigadores de la Universidad de Sevilla, por eso en la Ventana también exponen desde el material empleado en el muestreo hasta ejemplares extraídos en diferentes campañas en la Antártida o el Estrecho de Gibraltar.

Entre los organismos que podrá ver el público destacan algunos utilizados en la descripción de nuevas especies de corales y arañas de mar. Los visitantes también se sentirán protagonistas con dos propuestas en las que aprenderán a identificar especies tal y como lo hacen los investigadores.

La idea de incluir actividades interactivas en este proyecto expositivo responde al interés del grupo de “enganchar” a los más jóvenes para promover vocaciones científicas en una disciplina “tan fascinante” como la biología marina”. Se trata de descubrir a través de la ciencia la variedad de formas y colores que se esconde bajo del mar”, asevera el profesor de la Universidad de Sevilla.

Los encargados de inaugurar la Ventana esta mañana han sido la Vicerrectora de Investigación de la Universidad de Granada, María Dolores Suárez, la Directora del Secretariado de Investigación de la Universidad de Sevilla, Mercedes Fernández, los Directores Científicos de la Ventana, José Carlos García-Gómez y Pablo José López, y el Director del Parque de las Ciencias, Ernesto Páramo.

Otros proyectos
La siguiente universidad en mostrar sus líneas de investigación en la ‘Ventana a la Ciencia’ es la Universidad de Huelva que también ha elegido el medio marino, pero en esta ocasión el eje expositivo girará en torno a las marismas como ecosistemas anfibios amenazados. La importancia de la arqueología como motor económico y turístico es el tema elegido por la Universidad de Córdoba y el valor de las microalgas en la salud, la acuicultura, la depuración de aguas residuales o la producción de biocombustibles lo que mostrará la Universidad de Almería.

La Universidad Pablo Olavide cerrará el programa en julio de 2014 mostrando los riesgos y vulnerabilidad de nuestro patrimonio histórico.

Con todo ello, la Ventana está concebida como un espacio transparente abierto a la actualidad científica y tecnológica y busca difundir la cultura científica y tecnológica desde una perspectiva humana y transmitir a la sociedad la necesidad de incorporar la innovación como valor fundamental al modelo de desarrollo económico y social.

Además, se ha consolidado como “una excelente oportunidad” para comunicar sus resultados de investigación a la sociedad de una manera sencilla y amena, pero sin perder la claridad y el rigor que exige la ciencia, tal y como la valoran los investigadores que han participado en ella hasta el momento.

CALENDARIO
11 de octubre / 8 de diciembre. ‘Fauna marina, monitorización ambiental y conservación del medio litoral’. Universidad de Sevilla.
15 noviembre / 12 enero. ‘La marisma: un ecosistema anfibio amenazado’. Universidad de Huelva.
17 enero / 30 marzo. ‘Mira por dónde pisas: Arqueología somos todos’. Universidad de Córdoba.
4 abril/ 25 mayo. Las microalgas, origen y futuro de vida. Universidad de Almería.
30 mayo / 20 julio. La cara oculta del Patrimonio Histórico: riesgos y vulnerabilidad. Universidad Pablo Olavide.
 

image

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here