Imagino que tendrá algo que ver con la crisis que tenemos encima. El caso es que a estas horas, las cuatro y media de la tarde de un miércoles, no hay casi nadie y el panorama resulta un poco triste.

Tal vez deberían los gestores redoblar sus esfuerzos en atraer público al recinto. El Parque es perfecto para niños de todas las edades. Menos preparar exposiciones-churro para justificar expedientes y subvenciones y más tarea comercial.

Tampoco estaría de más que los responsables del parque pusieran más empeño en el mantenimiento de los juegos y experimentos que convierten al recinto en un parque científico distinto de un museo. Atracciones como el juego de bolas que se ve en la imagen están en un vergonzante mal estado de conservación.

¡A trabajar!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here