La Estación Experimental de Zonas Áridas de Almería (EEZA) muestra sus trabajos en la conservación de gacelas, antílopes y arruis del norte de África

El espacio se completa con tres talleres de huellas, genética y morfología en los que los visitantes de todas las edades conocerán cómo trabajan los científicos de este centro del Consejo

Sería imposible imaginar la fauna del norte de África sin animales como las gacelas, los antílopes o los arruis. Pero eso podría ser hoy día una realidad posible sin el trabajo de conservación de estas especies que, desde hace más de 40 años, desarrolla la Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Y es que estos ungulados -nombre genérico de cualquier mamífero cuyas extremidades terminen en pezuñas- están en peligro de extinción desde mediados del siglo XX y para evitarlo la EEZA creó el Parque de Rescate de la Fauna Subsahariana, actualmente denominado Finca Experimental La Hoya, donde tienen programas de cría en cautividad, reintroducción e investigación. Y para mostrar a todos los públicos sus proyectos han abierto una ventana en el Parque de las Ciencias que estará abierta desde hoy y durante los próximos meses para todo aquel que quiera asomarse.

Este nuevo espacio expositivo lo han presentado esta mañana el Vicepresidente de Organización y Relaciones Institucionales del CSIC, José Ramón Urquijo, el Teniente Alcalde del Ayuntamiento de Granada, Francisco Ledesma, el Director de la Estación Experimental de Zonas Áridas de Almería, Francisco Valera, el Delegado del Rector para la Comunicación de la Universidad de Granada, Francisco Sánchez Montes, el Coordinador del CSIC en Andalucía, Miguel Ferrer, la Directora Científica de la Ventana, Teresa Abáigar, el Director Técnico de la Vicerrectora de Investigación de la Universidad de Granada, Dolores Suárez, y el Director del Parque de las Ciencias, Ernesto Páramo.

El Grupo de Investigación Conservación de Especies Amenazadas y Ecología evolutiva, de la conducta y conservación de la EEZA (CSIC) ha materializado las cuatro líneas de actuación del centro de una forma atractiva y sugerente: los programas de mantenimiento y cría en cautividad para conservar especies amenazadas; el estudio y gestión de las poblaciones en libertad, los proyectos de reintroducción de especies amenazadas que están desarrollando y las investigaciones en biología de la conservación.

Para acercar cada una de estas áreas, han trasladado hasta el museo un “pedacito” de los diferentes espacios en los que trabajan: el Parque de rescate, el laboratorio y el propio Norte de África. La directora científica de la Ventana, la investigadora del CSIC Teresa Abáigar, explica que se trata de que el público conozca en un mismo espacio cómo es esta especie, su alimentación, su papel en el ecosistema y las acciones que desarrollan los científicos para garantizar su existencia. Así, se pueden conocer los materiales que utilizan para su cría en cautividad como la comida que les dan, los libros de registro, los materiales de captura. También se recrea la investigación que se desarrolla en el Norte de África con todo el instrumental que necesitan como prismáticos, GPS, libretas de campo, walkie talkies y los elementos que encuentran y que posteriormente analizarán: huellas, huesos, cartuchos, heces, etc.

Las investigaciones en el laboratorio ocupan un papel importante en la nueva Ventana a la ciencia con la exposición del instrumental que emplean para analizar la sangre, los niveles hormonales o los parásitos que afectan a estas especies.

Para completar la muestra, se organizan tres talleres en los que el público de todas las edades podrá reproducir el trabajo de campo de los investigadores. Uno sobre huellas y en el que se descubre cómo se reconocen las huellas en diferentes tipos de sustratos; otro de morfología para aprender a analizar los huesos de los ungulados y otro sobre genética en el que comprueban los trabajos que se realizan en la EEZA en el ámbito de la genética para cruzar individuos no emparentados e incrementar, de este modo, su supervivencia como especie.

Con el trabajo de la Estación Experimental de Zonas Áridas de Almería se abre el programa expositivo de la ‘Ventana a la ciencia’ para el año 2012-2013. La Ventana está diseñada como un espacio transparente abierto a la actualidad de la ciencia y la tecnología en Andalucía. En ella, grupos de investigación de las nueve universidades andaluzas han mostrado las líneas de investigación e innovación en las que trabajan y han acercado su actividad a la sociedad para fomentar vocaciones científicas.

El proyecto está financiado por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia y desarrollado en colaboración con las nueve universidades andaluzas y centros de investigación del CSIC que abren sus laboratorios en el museo. La temática de estas ventanas es muy variada y abarca todas las disciplinas científicas desde la biología o la historia hasta la robótica o la apicultura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here