Desde muy pequeña, Dolores se enfrenta a un mundo hostil que le agrede con frecuencia. Para sobrevivir se ve obligada a recurrir a todo tipo de artimañas. Sin embargo, la Guerra Civil cercena de cuajo sus pretensiones. Esta es la sinopsis de un relato ambientado en Ceuta durante la II República. ‘Dolores la mala’ es una historia sobre la ambición y el fracaso, la venganza y la impunidad, que el polifacético artista Diego Canca (Ceuta, 1948) ha presentado hoy en el Palacio de los Condes de Gabia y que cuenta con la colaboración de la Diputación Provincial y los ayuntamientos de Las Gabias y Churriana de la Vega.

 

“Me llamo Dolores, Dolores…y yo sé que para todo el mundo soy “la mala”, aunque nadie tuvo cojones de decírmelo a la cara. Lo cierto es que me gané a pulso tan apropiado remoquete. Esa perniciosa reputación, que siempre me señaló, sirvió para que la mayor parte de la gente de mi entorno subrayara, siempre a mis espaldas, cualidades de mi personalidad propias de una fiera”. Con esta contundente declaración de intenciones arranca la nueva novela del artista Diego Canca, que ha planteado su primera incursión en el mundo de la literatura con una ambiciosa trilogía donde el amor, en todas sus vertientes, tiene un protagonismo especial. La primera novela, ‘Te espero en el mar’, publicada en 2009, narra una apasionante historia de amor entre un reputado y solitario pintor de 56 años y un seductor arquitecto que difícilmente podría corresponderle. Esta segunda entrega, titulada ‘Dolores la mala’, retrocede en el tiempo para contar las vicisitudes de la madre del pintor protagonista, Daniel Acosta.

Ambientada en la ciudad de Ceuta durante la II República Española, la obra narra con gran minuciosidad, perfeccionismo en el relato y respeto en la ambientación histórica, la terrible historia de una mujer “fuerte y desgraciada”, que para sobrevivir se ve obligada a recurrir a todo tipo de artimañas con la única idea de conseguir una seguridad económica que le impida pasar hambre. Sin embargo, la Guerra Civil cercena de cuajo sus pretensiones y unos terribles sucesos, previos al inicio de la contienda, hacen que jure vengar los ultrajes sufridos.

El libro consta de veinte capítulos y más de cuatrocientas páginas.

 

El diputado delegado de Cultura, José Antonio González Alcalá, ha definido a Diego Canca como un “hombre renacentista” porque además de pintor y escultor, “ejerce de escritor y poeta, e incluso como músico y cantante”. González Alcalá ha querido aprovechar la ocasión para hacer una apuesta por “aquellos autores granadinos o residentes en nuestra provincia” interesados “en divulgar sus obras contando con el área de Cultura de la Diputación Provincial”.

 

Por su parte, Diego Canca, ha definido a la protagonista de su novela, Dolores, como “una niña huérfana y analfabeta que llega a Ceuta con tan solo 14 años, una chica bellísima pero desvalida que se convierte en una superviviente, en una gran mujer con una enorme capacidad para sobreponerse a las dificultades y a unos hechos terribles”. “Me gustaría tenerla dentro, comportarme como ella, a pesar de su tragedia y sus maldades”, ha asegurado el autor, que dice mantener una deuda con este personaje desde la primera novela.

 

En relación a la trilogía, Canca reconoce que es “un proyecto ambicioso” tratándose de un escritor novel y admite “ciertas connotaciones biográficas” en su relato. Asimismo, asegura que es “una historia muy comprometida, que me ha costado muchas cosas en mi vida personal, pero en la escritura me comporto como en la pintura, soy pasional e hiperrealista, y cada uno de mis libros representa una serie de sentimientos separados”.

 

El autor del prólogo, Jesús Montoya, ha destacado la generosidad del autor no solo en las relaciones personales, sino también en todas sus facetas artísticas y ha señalado que “no es una novela sobre la II República, la Guerra Civil ni la posguerra, porque Diego no ha caído en esa trampa fácil, a pesar de que está muy bien documentada y ambientada”.

 

A la presentación del libro, han acudido, además, el editor, José Antonio Rodríguez Domínguez, director de Entorno Gráfico y el teniente alcalde de Churriana, Antonio Narváez. Diego Canca publicará próximamente una recopilación de sus relatos cortos y un primer libro de poemas, así como la novela “Todas las persianas no son blancas”, con la que se cerrará su trilogía.

 

Pintor, grabador y escultor

 

Diego Canca (Ceuta, 1948) es desde muy joven un artista multidisciplinar. A los catorce años abandona su tierra natal instalándose en Barcelona. A lo largo de su carrera se convierte en un pintor extremadamente sensible, trabajando el realismo y destacando en su faceta como retratista. Posteriormente, desarrolla una prolífera incursión en el mundo de la obra gráfica, dedicando todo su tiempo y empeño a perfeccionar su técnica como grabador. Finalmente, decide retomar el arte del modelado, que inició en plena adolescencia, para realizar esculturas en bronce. Su obra ha sido expuesta en Madrid, Sevilla, Granada, Nueva York, Miami, Frankfurt, Berlín y Gante, entre otras. Desde hace más de veinte años reside en la localidad granadina de Churriana de la Vega, donde ha sido el primer director de la escuela municipal de pintura y presta su nombre a una calle y a una sala de arte.

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here