Paquito D’Rivera, clarinete y saxo

Eduardo Coma, primer violín

Lázaro González, segundo violín

Raymond Arteaga, viola

Luis Caballero, violonchelo

Oscar Rodríguez, contrabajo

 

“Ha habido tres grandes saxos alto. Uno de ellos fue Charlie Parker que tocaba como un músico negro. El otro fue Stan Getz, que era blanco. Ahora que Paquito vive toca el saxo alto mulato. De ahí que se mueva entre el jazz y la música más  cubana con la facilidad y la gracia de un delfín entre las ondas sonoras”. G. Cabrera Infante
Paquito D’ Rivera (La Habana, 1948) clarinetista, saxofonista y compositor, tras una sólida formación académica y haber liderado algunos grupos, funda con Chucho Valdés, la Orquesta Cubana de Música Moderna, de esta experiencia nacería: Irakere. Con este grupo hubo un antes y un después, en la historia de la música cubana, jamás antes se había oído esta fusión explosiva de música clásica, jazz, rock y melodías tradicionales cubanas.

 

En 1981, Paquito abandona la isla y se instala en Estados Unidos, donde se reencuentra con su amigo Dizzie Gillespie  -compartían el mismo sentido del humor, el carácter vitalista y sobre todo el amor por los ritmos latinos-  juntos reúnen a los mejores músicos latinos de la época y crean la United Nations Orquestra.

 

Su carrera es difícil de resumir por la diversidad e intensidad de conciertos, composiciones y grabaciones, por la lista interminable de premios: doce Grammys y ocho nominaciones, por recibir la Medalla Nacional de las Artes de Estados Unidos, ser nombrado Embajador Nacional de las Artes, Clarinetista del Año por la Jazz Journalists Association, o Clarinetista del Año por la revista Downbeat, entre otros…), por sus  reconocimientos académicos (Doctor Honoris Causa por varias universidades), por su faceta como escritor (“Mi vida saxual”, 2000 y  “Oh! La Habana”, 2004), por ser director de algunos festivales de jazz y de orquestas de cámara, por haber formado parte del famoso Caribbean Jazz Project, (que presentó en Jazz en la Costa, 1996) por ser líder de uno de los quintetos más destacados del jazz latino, por ser culpable del relanzamiento de Bebo Valdés, por su afán cultivador de los géneros americanos y porque, aunque cuenta con más de cuarenta álbumes de jazz y música latina, su contribución al género clásico es impresionante: interpretaciones con la Filarmónica de Londres, Orquesta Filarmónica de Varsovia, Orquesta Sinfónica Nacional, Sinfónica de Londres, Sinfónica de Baltimore, Orquesta Filarmónica de Florida, o la Filarmónica de Brooklyn, entre otras muchas.

 

Uno de los últimos trabajos de Paquito es el álbum Aires tropicales (2012) que presenta en el Festival Jazz de Granada  con el Quinteto Cimarrón, un grupo de músicos cubanos afincados en España especializado en ritmos y melodías clásicas cubanas de siempre, que incluye seis movimientos inspirados en la música de Latinoamérica. Una intima, profunda, explosiva y novedosa mezcla. un recorrido por la música cubana desde el siglo XIX hasta la fecha.

 

Domingo, 18 de noviembre
Teatro Isabel la Católica

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here