El saxofonista y flautista Jorge Pardo ha sido el tercer invitado a la programación central de la trigésimo tercera edición del Festival de Jazz de Granada. Al frente de un modelo de grupo que nos lleva directamente a su amigo y compañero Paco de lucía, con el que ha cruzado el mundo en numerosa ocasiones, Pardo estrenó en Granada su obra cumbre ‘Huellas’. Para la ocasión había músicos de la ciudad como Josemi Carmona, guitarra habitual en su sexteto, y Julián Sánchez, (luego saldría también su hermano Joaquín con el  clarinete) y otros que como el brasileño Rubem Dantas (que se subió a hacer un tema con su amigo de giras) casi ya lo son también.

‘Huellas’ ha sido un trabajo de gestión laboriosa en el que el madrileño se ha vaciado al lado de medio centenar de compañeros; en directo es imposible de llevar tanta música al escenario, pero con los nombrados más Bandolero (percusiones), Pablo Báez (bajo) y el gran vibrafonista Arturo Serra, hicieron una intensa aproximación a parte de su contenido: fandangos (con dedicatoria especial a Enrique Morente), rumbas, zambras granadinas, soleás y bulerías… revueltos con improvisaciones venidas del ultramar más jazzísticas, sobre todo con el soprano, más con el tenor, y a cargo del trompetista y vibrafonista sobre todo. Su concierto destiló amistad, frescura y vitalidad, vistiendo la esencia del flamenco con un traje de jazz vanguardista en una visión de la improvisación siempre con nuevas referencias, y eso que lleva ya tres decenios trabajándola.

Asegura Pardo que tras haber tocado muchas veces en el Blue Note (club neoyorkino de culto y peregrinación) él prefiere acordarse de las noches pasadas en un garito de Mojacar, el AkuAku,  tanto que ese es el nombre de un tema ejemplo perfecto de velocísimo fraseo bop montado sobre una indómita bulería, y que fue el que le sirvió para terminar su concierto granadino. Aplausos y vuelta al ruedo, pero sin tiempo para muchas celebraciones ya que el músico madrileño dará hoy mismo un curso Express para los que quieran adquirir su nivel de excelencia y dejar también sus ‘Huellas’ en la música.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here