Que en Granada hay un montón de científicos trabajando en la Universidad, en la Estación del Zaidín y en unos cuantos edificios más es algo que todo el mundo da por sabido pero que casi nadie sabe con certeza para qué sirve.

No es problema granadino sino universal.

En todos los países y en todas las ciudades del mundo, los famosos de hoy en día son cantantes, políticos que hacen alguna trastada, youtubers o celebrities de medio pelo que salen en la tele haciendo gala de su vulgaridad. Eso es así, en Roma y en Santiago; si eres uno de esos acomplejados que dicen que España es un país de pandereta y que en otros países los científicos tienen un reconocimiento y una fama que aquí no tienen, deja de leer este artículo: esto no es para ti. (Vete y busca la información científica en las portadas de USA Today, The Times o el Frankfurter Allgemeine y así te vas abriendo los ojos).

El problema con el que hoy nos encontramos es que con la llegada de las redes sociales, el efecto multiplicador de “la fama” hace que quienes no reciben ese seguimiento masivo, por ejemplo, los científicos, parezcan todavía menos relevantes. Hay muchas personas a las que les interesan los temas científicos, el avance de la ciencia, enriquecerse con nuevos conocimientos, pero están aisladas como pequeñas islas en medio de un mar de telebasura y famoseo.

Pero no todo está perdido.

Lo mismo que Internet favorece la existencia de contenidos virales, cuya notoriedad aumenta cuantas más veces se comparten (es decir, que su importancia viene determinada por la popularidad, no por la calidad intrínseca del contenido), también ha creado herramientas para que las minorías se puedan organizar y romper su condición de elementos aislados, de islas. Una de esas aplicaciones es MeetUp, que está pensada para que se puedan organizar grupos de personas con intereses similares, de modo que puedan “desvirtualizarse” y encontrarse físicamente.

En Granada hay ya muchos grupos organizados dentro de esa aplicación: que te interesan los paseos culturales los domingos por la mañana, Walking Granada; que lo que te interesan son los negocios en Internet, Negocios Online en Granada. Y así hasta casi cincuenta grupos (y subiendo).

Y ahora la Ciencia

Aunque la mayoría de la población ve Telecinco y demás telebasura en su casa, existe también una minoría a la que le encantan los temas científicos. Hasta ahora, la mayoría de ellos pensaban que eran los únicos que tenían ese gusto pero ni se imaginaban que unos metros más allá había otra persona con gustos similares porque en el bar, en el trabajo o en las reuniones familiares sólo se habla de fútbol o de Tabarnia o de famosas que se divorcian o enseñan algo en un “descuido”. Pero eso se va a acabar.

Acaba de nacer un grupo en MeetUp donde la gente a la que le interesa los temas científicos tiene un punto de encuentro para participar en charlas y coloquios sobre temas científicos y conocer a otras de las muchas personas de Granada que comparten los mismos gustos. El grupo en cuestión se llama Ciencia en Granada y ya tiene previsto su primer acto en el que el Catedrático de la UGR José Enrique Amaro hablará sobre las oscilaciones de los neutrinos para que las entendamos quienes no sabemos muchas matemáticas (o más bien pocas).

Son reuniones mensuales relativamente pequeñas (menos de cuarenta personas) en donde se puede preguntar y debatir y se puede comprobar en persona que somos muchos más de los que uno se imagina lo que estamos interesados en aprender y amamos la Ciencia.

Para participar, es gratuito, por supuesto, sólo es necesario inscribirse en el grupo y después reservar una plaza (que sí, que es gratis) para la charla que más nos interese.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here