Arturo Ruiz, director del Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica

Arturo Ruiz, director del Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica

La tecnología en 3D se ha convertido en una valiosa herramienta para la investigación arqueológica. Así lo explica el director del Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica, Arturo Ruiz, quien añade que desde hace tres años, en el marco del proyecto 3D-Icons, utilizan tanto un scanner móvil como un sistema de fotografía tratada digitalmente que permiten ofrecer a la sociedad los resultados de su trabajo científico en una condiciones visuales excepcionales.

Actualmente el Instituto de la UJA está digitalizando todo el patrimonio íbero de la provincia jiennense para poder incluirlo, a partir del año próximo, en el portal web ‘Europeana’. Esta biblioteca digital de acceso libre reúne contribuciones ya digitalizadas de reconocidas instituciones culturales de los 27 países miembros de la Unión Europea. En unos meses el portal contará con reconstrucciones digitales de los yacimientos de Puente Tablas, Toya o Castellar. Así como con imágenes en 3D de las piezas íberas, fundamentalmente la escultura en piedra, que se exponen en los museos de Jaén y de Cástulo entre otros.

Según el experto, el instituto universitario utiliza dos tecnologías, el escáner móvil, que se usa principalmente para objetos muebles (esculturas, armas y por lo general el material arqueológico que suele hallarse en las vitrinas de los museos) y el método fotogramétrico, que emplea una cámara en una pértiga que realiza sistemáticamente fotografías correlacionadas que un software une para, a partir de esas imágenes planas, realizar el levantamiento digital. “Esta técnica nos permite reconstruir y levantar los muros de una habitación o del espacio que estamos excavando y hacer nuevas preguntas e incluso cambiar nuestra metodología de trabajo”, detalla Arturo Ruiz.

El experto señala que el uso de estas aplicaciones hace más fácil y rápido el registro de las piezas y los hallazgos que se hacen, permitiendo incluso que se realicen durante el proceso de excavación. Igualmente, añade que con este tipo de metodología es más fácil compartir este tipo de información con otras redes y grupos de investigación científica.

“Esta tecnología nos permite reconstruir los espacios que investigamos. Así se pueden contemplar los edificios antiguos tal y cómo eran o pasear entre ellos”, añade Arturo Ruiz, que participará el próximo 26 de septiembre en la Noche Europea de los Investigadores, donde explicará a los asistentes cómo se aplican estos dispositivos en la investigación mediante ejemplos prácticos y muy visuales.

Autor: Gabinete de Comunicación de la UJA (G.P.C.)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here