Los Hospitales Universitarios Virgen Macarena y Virgen del Rocío entregaron ayer los premios del primer Concurso de Innovación de Enfermería en Neurología ‘100 ideas de Ictus’. La iniciativa ha surgido de los profesionales que trabajan en la Unidad Clínica Intercentros de Neurociencias, coordinada por María Dolores Jiménez, dentro del programa de Ictus que desarrolla conjuntamente el Instituto de Biomedicina de Sevilla y el Virgen del Rocío bajo la dirección de Joan Montaner.

El primer premio ha sido para la enfermera del Hospital Virgen Macarena Lidia Ruiz Bayo, por su propuesta de creación de una plataforma on line dirigida a los pacientes que han sufrido esta enfermedad y sus familiares. La idea es habilitar una página web donde los usuarios interesados puedan realizar preguntas que serían resueltas por el grupo de enfermería de la Unidad de Neurología, profesionales de alta cualificación, experiencia y alto grado de compromiso.

Los objetivos que persigue son reforzar el servicio de educación a familiares de pacientes y proporcionar un espacio educativo de referencia que ayude a las personas afectadas a afrontar su nueva situación, para que sepan donde recibir asesoramiento e información sobre la salud, autonomía, adaptaciones y calidad de vida.

El segundo premio ha sido para el enfermero del Hospital Virgen del Rocío Juan Carlos Navarro Porrero, por su idea de establecer un sistema protocolizado y consensuado de neurorehabilitación precoz entre Enfermería y Fisioterapia. Su propuesta se basa en que una rehabilitación neuronal temprana del paciente con ictus resulta indispensable para amortiguar el impacto en su autonomía, dado que reduce su grado de dependencia.

El concurso ha recibido un total de siete propuestas de profesionales de la enfermería de los dos hospitales. Entre ellas, se encuentra la redacción de una guía de preguntas y respuestas más frecuentes en ictus (presentada por Isabel López García, Raquel Prieto Molina, y Victoria Gaiteiro Ramírez de Verger); la creación de una herramienta de valoración de capacidades de la persona cuidadora principal y conjunto mínimo de habilidades de este antes del alta del paciente con ictus o introducir la música como medio de estimulación sensorial (de Juan Carlos Navarro Porrero).

Igualmente, han pensado editar una guía para el aprendizaje en el cuidado y manejo de los cuidadores principales de los pacientes con ictus durante su estancia en hospitalización y para la continuidad de los cuidados en su domicilio (de Rosa Muñoz Guijeño), y el establecimiento de un programa de educación sanitaria dirigida tanto al paciente como fundamentalmente a su cuidador principal en el manejo de la Disfagia, que comenzaría en la unidad de ictus y continuaría el cuidador en  su domicilio (de Sonia Prieto Jiménez).

El ictus

El ictus constituye la segunda causa de muerte y la primera causa de incapacidad en los países desarrollados. A la elevada morbimortalidad hay que añadir la tremenda incapacidad de los pacientes que sobreviven a un ictus. Se calcula que dos tercios de los pacientes que han sufrido un ictus y han sobrevivido, tienen secuelas. Por otra parte,  hasta el 50% de los pacientes han tenido un nuevo ictus en el transcurso de cinco años.

Cada año, unos 14.000 pacientes ingresan en los hospitales andaluces por un ictus. Alrededor de 1.000 corresponden a los hospitales Virgen Macarena y Virgen del Rocío.  Muchos de ellos quedan incapacitados, con secuelas graves o con demencia vascular.

No obstante, en los últimos años han aparecido tratamientos revolucionarios para la fase aguda de la enfermedad, que han obligado a realizar cambios organizativos en la atención de estos pacientes, y han supuesto un esfuerzo incalculable de todo el personal implicado en la atención de estas personas. Además, los profesionales han asistido a importantes avances tanto en aspectos diagnósticos como terapéuticos, han surgido iniciativas en diferentes foros científicos, y se han creado estrategias a diversos niveles para mejorar la incidencia, la mortalidad y el enorme impacto de esta enfermedad. Un ejemplo es el Plan Andaluz de Ictus que la Consejería de Igualdad, Salud, y Políticas Sociales puso en marcha hace dos años.

Precisamente en esta línea, se ha propiciado la convocatoria de los Hospitales Universitarios Virgen Macarena y Virgen del Rocío para distinguir la mejor idea en ictus y promover el programa de innovación en enfermería, consiguiendo una importante participación. El Consurso de Ideas Ictus en Enfermería es una muestra más de la enorme motivación de los profesionales de esta Unidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here