Un estudio en el que han participado investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) aboga por mantener el régimen de manejo tradicional del caballo gallego de monte. Entre los servicios ambientales que presta esta raza autóctona, según los investigadores, destaca la restauración de los brezales. Estos equinos también contribuyen a reducir el riesgo de incendios forestales y permiten la presencia de lobos donde las presas silvestres son escasas.

“Los caballos se han mantenido gracias a que apenas demandan inversión de recursos por parte de sus propietarios, al interés de preservar los recursos genéticos de esta raza autóctona y a tradiciones culturales asociadas al manejo de estos animales, que llevan un estilo de vida más próximo al de una especie silvestre que al de una doméstica”, indica el investigador del CSIC Alejandro Rodríguez, que trabaja en la Estación Biológica de Doñana.

Según el trabajo, publicado en la revista Conservation Letters, los caballos de monte facilitan la conservación del lobo, ya que suponen su principal alimento donde están presentes, lo que además reduce el nivel de daño a otro tipo de ganado. “El servicio más importante que prestan los caballos de monte es de índole socioeconómica. Los caballos actúan como atenuadores de las pérdidas de los ganaderos y parecen ser un factor esencial que permite la coexistencia del lobo con una intensa actividad agropecuaria”, señala Rodríguez.

Cría tradicional amenazada

El estudio asegura que la continuidad de la cría tradicional de esta especie es “incierta” debido a su escasa rentabilidad económica, a recientes regulaciones europeas que imponen costes adicionales a la ganadería equina y a la desaparición de las necesidades que dieron lugar a la selección y mantenimiento de esta raza milenaria. Los investigadores consideran también que la convivencia entre lobos y humanos en Galicia podría verse “amenazada” por el declive del caballo gallego de monte.

“Las recientes disposiciones que han aliviado la carencia de ganado muerto sobre la conservación de aves y mamíferos carroñeros podrían no aplicarse al lobo en Galicia. La reducción de la cantidad de caballos presentes en los montes gallegos puede conducir, no sólo a la pérdida de los importantes servicios que los caballos prestan, sino también a despertar un conflicto ambiental ahora adormecido en torno a la depredación de ganado por el lobo”, agrega el investigador del CSIC.

López-Bao J. V., Sazatornil V., Llaneza L. y Rodríguez A. Indirect effects on heathland conservation and wolf persistence of contradictory policies that threaten traditional free-ranging horse husbandryConservation Letters. DOI: 10.1111/conl.12014.

1 Comentario

  1. Los ataques al ganado podrán reducirse hasta que acaben con los caballos, como han hecho con las presas silvestres, el lobo al exterminar a los herbívoros, como hizo con el muflón en el Continente Europeo, impide que estos limpien el monte y el sotobosque, provocando una gran acumulación de maleza seca que actúa como una inmensa tea atizando gigantescos incendios.
    Desde finales los 70 los osos y los lobos estuvieron erradicados en España
    Introducir osos o lobos en una zona habitada es un acto criminal, se mire como se mire, es una agresión a la población, es GUERRA BIOLÓGICA, es TERRORISMO.
    El oso y el lobo exterminan al ganado y hasta a la Guardia Civil matan y no contentos con matarnos y exterminar nuestra fauna, el goloso oso se carga las colmenas para que las abejas no puedan polinizar las plantas y así cargarse también nuestra flora.
    Los daños producidos por el lobo y el oso así como su erradicación, deben pagarlos los que los han introducido. Han estado criando osos y lobos, para luego introducirlos, e incluso han introducido osos eslovenos y lobos italianos. Además de hacer frente a la responsabilidad patrimonial, debe de exigírseles su responsabilidad penal, como a cualquier terrorista.
    Ya es hora de que los que han introducido al oso y al lobo (que estaban erradicados) en España, paguen su crimen. Cualquier clase de TERRORISMO es repugnante, pero si es terrorismo de estado, mucho más.
    Las armas biológicas se utilizan para causar daño a las personas, así como para dañar a los animales y los alimentos que consumimos día a día, su finalidad es matar, incapacitar e impedir seriamente a un enemigo.
    El AGRO-TERRORISMO, es una forma de bioterrorismo que centra sus ataques en el ganado y en la producción agraria
    La ONU en su resolución 1373 (2001), declara explícitamente que todo acto de terrorismo constituye una amenaza para la paz y la seguridad internacionales y que «los actos, métodos y prácticas terroristas son contrarios a los propósitos y principios de las Naciones Unidas». En la resolución también se exige a todos los Estados que tipifiquen como delito los actos de terrorismo, castiguen los actos de apoyo o preparación de delitos de terrorismo, tipifiquen como delito la financiación del terrorismo, DESPOLITICEN LOS DELITOS DE TERRORISMO, congelen los fondos de las personas que cometan, o intenten cometer, actos de terrorismo, e intensifiquen la cooperación internacional en materia penal.
    Mata la bala, pero el asesino es que la dispara, del mismo modo, matan el oso y el lobo, pero los asesinos son los que los han introducido, los que los defienden y los que financian el tinglado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here