Mosca Blanca En Cultivos Hortícolas

Panorámica de un invernadero

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural viene impulsando, a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), sus esfuerzos en investigación y transferencia de tecnología sobre nuevas enfermedades y plagas en cultivos hortícolas, a través de sus cultivos de ensayos incluidos dentro del proyecto ‘Desarrollo sostenible de la horticultura protegida’, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

Los primeros resultados de dichos ensayos, presentados en una jornada técnica celebrada recientemente en Almería sobre el nuevo virus Tomato leaf curl New Delhi, que ha producido pérdidas de diferente consideración en los cultivos de calabacín, constatan la alta transmisión de virus, como el ya citado, cuyo origen es la mosca blanca (Bemisia tabaci) -un pequeño insecto de apenas un milímetro y medio-, al alimentarse de la savia de plantas. En los últimos años, se han identificado en los cultivos de Andalucía nueve especies de virus asociadas a este insecto, algunos gracias a las investigaciones que ha venido desarrollando el Ifapa, cuyos resultados se han transferido al sector mediante actuaciones divulgativas y formativas como esta jornada, que contó con la asistencia de más de 400 técnicos y agricultores de Almería, Granada y Murcia; la producción de nuevos tests de diagnóstico y la elaboración de pautas para la prevención de infección por virus.

Entre las medidas de control que se barajan para paliar los efectos de los virus transmitidos por mosca blanca están el control integrado -estrategia que mantiene a especies de plagas nocivas por debajo del umbral de tolerancia, explotando en primer lugar los factores naturales-, combinado con la lucha biológica (empleo de insectos depredadores para combatir las plagas). Otras acciones se basan en cultivares resistentes a virus y en la búsqueda de resistencias a las nuevas enfermedades.

La horticultura en invernadero se ha convertido en la actividad agraria más importante en Andalucía oriental, que combina técnicas innovadoras de cultivo intensivo y  las mejores condiciones climáticas. La exigente demanda del mercado de productos de consumo en fresco como tomate, pimiento, melón y sandía supone nuevos retos de comercialización, aunque con mejores resultados cada año. Sin embargo, las condiciones climáticas y su carácter intensivo hacen a estos cultivos vulnerables a plagas y enfermedades entre los que destacan los virus. Concretamente, en los invernaderos de la provincia de Almería han aparecido unas 30 especies de virus desde los años 80 hasta la fecha, lo cual supone una media de un nuevo virus por año.

Algunos de esos virus causan daños anecdóticos, pero otros se extienden rápidamente con importantes pérdidas económicas, como es el caso del Tomato leaf curl New Delhi virus, cuyo origen es Asia y que desde su entrada por el sur de España se ha propagado este verano en los cultivos de invernadero y aire libre. Gracias a la pronta actuación de sus equipos de investigación, el Ifapa y los laboratorios de Sanidad Vegetal han podido analizar todas las muestras sospechosas y aplicar los protocolos de prevención y control.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here