17/07/2013

El Concurso de Iniciativas Empresariales relanza proyectos de estudiantes e investigadores. Hasta 190 ideas de negocio han sido presentadas en 2013.

En tiempos difíciles siempre hay que innovar y apostar por lo propio. Es la alternativa que permite dar un salto de calidad y esa esperada oportunidad a proyectos que no encuentran una salida fácil. La Universidad de Sevilla visiona esa directriz a través del Concurso de Iniciativas Empresariales, organizado por la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI), y que supone una vía para que los jóvenes puedan presentar sus virtudes gracias a la formación adquirida, obtener más experiencia y continuar con el tan necesario aprendizaje.

El Concurso de Iniciativas Empresariales está en auge, síntoma de que es una opción válida y eficaz. En la última edición celebrada en 2013, el incremento de proyectos presentados alcanza una cifra porcentual del 516% con respecto a 2010, cuando se presentaron 31 trabajos. La motivación por emprender, por realizar algo nuevo y abrirse una puerta futura es el gran incentivo para los estudiantes, egresados e investigadores de la US, que para este año presentaron hasta un total de 190 ideas de negocio.

El transcurso del concurso se divide en dos vertientes. La primera premia a diez de todas las ideas presentadas, a las que dota para cada una con un premio económico de 500 euros. Sin embargo, en absoluto es la única inversión, pues la Universidad de Sevilla desembolsa un total de 20.000 euros para la estimulación empresarial entre premios y formación específica. Y es que la segunda fase consta de la selección de varios proyectos para que perciban un periodo de formación y, posteriormente, el reconocimiento de los dos mejores modelos de negocio.

En cualquier lugar puede nacer una buena idea

La creatividad no conoce límites temáticos. Entre otras cosas, porque siempre queda por inventar algo sea el ámbito que sea. Así pues,  hasta 23 centros distintos de la Universidad de Sevilla han contado con, al menos, un proyecto presentado. La ambición es superlativa en la Facultad de Comunicación, siempre ejemplo de imaginación y emprendimiento. Un total de 27 proyectos (14,2%) tuvieron ese origen de procedencia. Por supuesto, no son los únicos que presentaron ese espíritu e ilusión por avanzar. Entre las más activas y proliferantes también se hallan las Escuelas Técnicas Superiores de Arquitectura e Ingeniería, con 22 y 21 proyectos respectivamente.

Tampoco conoce límites de edad, por mucho que pueda parecerlo. Las apariencias engañan, reza el refranero español. El Personal Docente e Investigador (PDI) participó notablemente con hasta 38 proyectos, una cifra nada desdeñable pero que atesora su gran valor en que aumenta año tras año, con claros visos a consolidarse en el futuro más próximo.

Proyectos ganadores, futuro ambicioso

La cara del éxito la muestran los propios triunfadores. Las tres iniciativas reflejan una paradoja perfectamente compatible: la diversidad en su origen y la equidad en el establecimiento de sus objetivos y metas. Así, Metodik, COMUNICA y Salumedia, el nombre de los tres ganadores, presentan distintos propósitos de ideas con claras aspiraciones venideras.

En el caso de Metodik, sus dos promotoras provienen de la Facultad de Psicología. Vieron en el concurso una excelente oportunidad para buscar una salida viable. “Sabíamos que con la situación actual de España debíamos innovar y buscar nuestro propio camino”, afirman, a la vez que muestran su convencimiento desde el inicio: “Pensamos que nuestra idea podría resultar rentable al descubrir la necesidad de nuestro servicio en la comunidad universitaria”. El proyecto de Metodik se encarga de realizar análisis estadísticos para proporcionar también asesoramiento metodológico para estudios, proyectos de investigación y empresas. Pero este premio no colma la ambición. “Nuestro principal reto es comenzar a pensar como empresarias”, sentencian.

COMUNICA, Innovación Social es un nuevo grupo de comunicación que encuentra en la ciudadanía a su principal destinatario, para remontarse a los orígenes más esenciales del periodismo. Su impacto ha sido tal que consiguieron abrir la puerta a pequeños y medianos municipios de Andalucía, que gracias a esta iniciativa cuentan por primera vez con un medio de comunicación. El origen de COMUNICA demuestra que desde el más mínimo detalle puede surgir una idea novedosa y exitosa. “El primer episodio se desarrolló en el ámbito de la Facultad de Comunicación a finales de 2009, fruto de una práctica para una asignatura”, comenta uno de sus miembros. Desde el primer momento contó con una implicación que fue el mejor aval y su mejor garantía, requisito imprescindible para soñar con crecer más y más. De esta forma, COMUNICA ha contado con la ayuda de profesionales del periodismo y de docentes de varias universidades españolas. Su futuro inmediato es sinónimo de una visión a gran escala. “En estos momentos estamos trabajando en la apertura de otras diez cabeceras en Andalucía”, confirman a la vez que aseguran que muchos de los integrantes en esta expansión fueron o son alumnos o egresados de la Facultad de Comunicación de la US.

No menos importante es Salumedia, que tiene como máxima virtud la experiencia de sus componentes, que entre todos ellos juntan más de 30 años en el sector de e-salud. “Es esta experiencia la que hace que Salumedia sea viable”, zanja un integrante del proyecto. Ellos recalcan su espíritu emprendedor en un momento crítico en el que reconoce que todo apoyo, por mínimo que sea, de instituciones como la Universidad de Sevilla es “más que bienvenido”. No hubieran llegado hasta donde se encuentran actualmente sin elevar sus cotas, y esa senda, hasta ahora impecable, es lo que tienen en mente para seguir creciendo y demostrando que siempre hay salidas cuando hay motivación y buenas ideas. “Nuestra aspiración es convertirnos en un referente para otras empresas de nuestro sector”, señalan como colofón.

No es imposible destacar por más que la situación sea borrosa. Los proyectos que tienen su base en buenas ideas y altas aspiraciones siempre son el mejor aclarado para desbloquear el presente. Cada vez más es la fórmula a seguir, a buscar y a intentar, porque su rentabilidad va en aumento. Alternativas como la del Concurso de Iniciativas Empresariales son hoy el padre de muchos proyectos que sin ese empujón permanecerían guardados en ese cajón donde el futuro se esconde.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí