27/12/2012

Fuente: Servicio Andaluz de Salud

El dermatólogo de la Unidad de Gestión Clínica de Dermatología del Hospital Regional de Málaga, Leandro Martínez, ha obtenido el premio a la mejor comunicación presentada en el seno de la vigésimo quinta Reunión del Grupo Español de Dermatología Quirúrgica, Láser y Oncología Cutánea de la Academia Española de Dermatología y Venereología. El contenido de este trabajo versa sobre el tratamiento de malformaciones vasculares que se lleva a cabo en la Unidad de Láser Dermatológico ubicada en el Hospital Civil, donde Martínez y el enfermero José Antonio García han atendido a más de medio millar de pacientes.

La experiencia acumulada de los profesionales de esta Unidad avala el estudio realizado, en el que han participado 450 pacientes con malformación vascular atendidos en el período comprendido entre febrero de 2007 -cuando se puso en marcha- a junio de 2012. En la Unidad se han tratado a pacientes desde los 4 meses de edad a los 70 años, procedentes de las provincias de Almería, Granada, Jaén y Málaga, al ser el hospital de referencia para el tratamiento de malformaciones vasculares en Andalucía oriental.

En el trabajo presentado se ha puesto de manifiesto que el 93% de los pacientes ha expresado un grado de satisfacción muy alto por la atención sanitaria prestada, en particular en lo que a resultados clínicos se refiere, tras las sesiones de láser recibidas. La mayoría de las actuaciones se han considerado satisfactorias tanto por los pacientes como por los profesionales implicados en los tratamientos, por la buena resolución de las lesiones.

Tratamiento con láser

En la mayor parte de los tratamientos, el láser utilizado es el de colorante pulsado y es considerado por los especialistas una herramienta óptima para el tratamiento de malformaciones capilares tipo mancha en vino de Oporto y lesiones vasculares superficiales en general.

El tratamiento con láser está indicado en hemangiomas, malformaciones vasculares del recién nacido y anomalías vasculares en el adulto, en caso de producir disfuncionalidad o rechazo del aspecto externo. Las malformaciones capilares tienen una mayor incidencia en edad infantil, siendo rara su aparición en la edad adulta.

El objetivo del tratamiento con láser es intentar destruir la malformación de forma muy selectiva, siendo su indicación, en la edad infantil, la existencia de sangrado, la ulceración o el compromiso anatómico. El índice de respuesta es alto, si bien en algunos casos puede no existir respuesta al tratamiento con láser.

Este tratamiento se realiza en el área quirúrgica. Es un proceso de carácter ambulatorio que permite a los pacientes incorporarse a la vida diaria de inmediato, siendo necesaria la sedación solamente para el tratamiento de los pacientes en sus primeros años de vida.

Dependiendo de las características de cada paciente y de la superficie de la lesión a tratar se programa el número de sesiones, con una duración por sesión que puede oscilar entre unos pocos minutos y casi una hora, debiendo dejar entre cada sesión un descanso de varias semanas. Durante y posteriormente al tratamiento, el paciente deberá protegerse de las radiaciones solares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here