La Diputación Provincial de Granada ha celebrado hoy en la Planta de Residuos y Compostaje de Vélez de Benaudalla el XV aniversario de la puesta en marcha del Consorcio Provincial de Residuos Sólidos Urbanos RESUR de Granada. Fue en esta planta donde por primera vez hace quince años un camión de residuos sólidos pasó por la báscula de entrada, procedente de Motril, como ha recordado la vicepresidenta primera, Luisa García Chamorro, quien ha hecho una apuesta por la modernización de las plantas de reciclaje de la provincia en la línea de la ya comenzada automatización de la de Alhendín, que cuenta con una inversión de 21 millones de euros y que es, junto con la de Zaragoza, la mayor instalación de este tipo en España.García Chamorro, quien ha atendido a los medios de comunicación al inicio del acto junto con el diputado delegado de Medio Ambiente, Francisco Tarifa, ha agradecido «el esfuerzo y el sacrificio» de los trabajadores de la planta de Vélez, presentes en el acto. «Es muy fácil para nosotros como ciudadanos tirar la basura al contenedor pero después esa basura hay que tratarla y no todo el mundo está dispuesto a eso», ha señalado la vicepresidenta primera que ha recordado la «revolución» que para la comarca de la Costa supuso la instalación en Vélez de esta instalación que «cambió el concepto» del reciclaje y los residuos orgánicos.
A su vez, Luisa García Chamorro ha incidido en la importancia de la concienciación de los vecinos de los 168 municipios de la provincia para que el reciclaje de basura sea una realidad. En este sentido, la Diputación de Granada ha presupuestado 250.000 euros para la compra de 400 contenedores de recogida selectiva de basura lo cual supondrá un incremento de un 20 por ciento de los existentes actualmente.Esta compra, al igual que la propuesta para tasas de tratamiento diferenciadas atendiendo al tipo de residuo en aplicación del principio europeo que marca que «quien contamina paga», se hace en el marco del impulso de la gestión de residuos de la provincia a la que obliga la nueva Ley de Residuos 22/2011 que impone unos objetivos de recuperación mucho más ambiciosos que los marcados anteriormente y que el actual equipo de Gobierno materializará en el nuevo Plan Provincial de Gestión Integral de Residuos de Granada que ya se está redactando.El diputado delegado de Medio Ambiente, Francisco Tarifa, ha recordado que la Diputación consiguió hace quince años con la puesta en marcha del plan director de gestión de residuos dos objetivos esenciales como fueron «poner de acuerdo a los 168 municipios bajo un mismo paraguas» para coordinar desde el Consorcio RESUR la recogida de basuras y «ayudar de una forma eficaz a los ayuntamientos que tenían esas dificultades», en concreto, más de 113 pueblos que no tenían medios para una buena gestión de sus residuos. Se clausuraron entonces unos 400 vertederos incontrolados que existían en toda la provincia, y se compraron unos 4.500 contenedores.Granada se enfrenta hoy a nuevos retos que son más fáciles de afrontar gracias a la eficiencia con la que funciona RESUR siendo la provincia junto con Asturias la única provincia con la gestión de los residuos de la totalidad de sus municipios agrupada bajo un mismo consorcio, según ha indicado el diputado quien ha destacado el esfuerzo del actual equipo de Gobierno para subsanar déficits en la gestión de los últimos años en el reciclaje de residuos en la provincia como son que los municipios adeuden más de 22 millones de euros a RESUR o la falta de reciclaje de materiales como el cartón o el vidrio sobre todo en zonas rurales.La coordinación entre administraciones será la herramienta principal para optimizar los recursos de RESUR que hoy ha presentado una nueva imagen corporativa sencilla, limpia y transparente, en consonancia con su apuesta por el medio ambiente, así como una página web que funcionará como oficina virtual de ayuntamientos y empresas de recogida, según ha destacado el gerente de RESUR, José Manuel Soto, en el acto oficial para la celebración del aniversario del Consorcio Provincial al que también han asistido, entre otras autoridades, el alcalde de Vélez de Benaudalla, Antonio García Delgado, y los diputados delegados de Contratación y Patrimonio, Rosa Fuentes, y Asistencia a Municipios, Francisco Maldonado.»Hoy es un orgullo y una satisfacción que toda la provincia tenga la oportunidad de reciclar y de llevar a cabo el tratamiento de sus residuos sólidos urbanos», ha concluido Francisco Tarifa quien ha destacado la importancia que para los responsables públicos de la provincia, y sobre todo para los alcaldes de la zona, tiene que el modelo de tratamiento de residuos sólidos urbanos y, en concreto la Planta de Compostaje de Vélez, sea un «referente a nivel nacional».
Información facilitada por el Gabinete de Comunicación de la Diputación de Granada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí