SALOBREÑA (GRANADA), 28 (EUROPA PRESS)
El actual equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Salobreña, del PSOE, propondrá al próximo pleno la creación de una comisión de investigación para analizar la gestión económica de los anteriores responsables municipales, del PP, al considerar que han podido cometer un supuesto delito contra la Hacienda Pública.
Según ha manifestado en una nota el regidor del Salobreña, Gonzalo Fernández Pulido (PSOE), el equipo de gobierno se ha encontrado «con facturas del año 2003 sin consignación presupuestaria y sin autorización por más de 200.000 euros, lo que además de una irresponsabilidad política creemos que puede constituir un presunto delito contra la Hacienda Pública».
Ante esta situación, el equipo de gobierno propondrá al pleno una operación de crédito ICO por valor de 400.000 euros para «pagar exclusivamente a proveedores, a pequeñas empresas del municipio asfixiadas por las deudas. Un pago que se hará por riguroso orden de antigúedad, siguiendo el Plan de disposición de fondos, tal como establece la Ley», ha añadido el regidor.
Además, asegura que las «deudas heredadas –como las contraídas por el anterior equipo de gobierno con la empresa concesionaria de limpieza, FFC, por más de 12 millones de euros, además de 5 millones en facturas a proveedores– han dejado a este Ayuntamiento en una situación de quiebra insostenible».
Por todo ello, otro de los puntos del orden del día del próximo pleno será la actualización de las tasas e impuestos municipales con una leve subida del IBI. Una subida, que como justificaba el propio alcalde, «nos hemos visto en la obligación de acometer en contra de nuestra voluntad debida a la ¡ nefasta gestión del PP que ha llevado a la ruina a este Ayuntamiento.
«Jamás — añadía Pulido– en la historia de la democracia, la deuda de este Consistorio había alcanzado niveles tan altos; y todo como consecuencia del descontrol y el despilfarro llevado a cabo por el PP en sus diez años de gobierno».
Por último, y ante la propuesta subida del IBI, que pasaría del tipo impositivo 0,65 al 0,82, el alcalde anunciaba que «siendo consciente del sacrificio que supone esta subida para el ciudadano, dicha medida irá acompañada de bonificaciones para los más desfavorecidos, sobre todo para aquellas familias con parados de larga duración que tan solo tendrán que abonar la mitad de su recibo».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí