Se opone a reabrir el debate sobre que el tramo soterrado del Zaidín vaya en superficie
GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Granada daba por sentado que las obras del metro no iban a concluir antes de 2013, por lo que considera que el anuncio de la Consejería de Obras Públicas en este sentido «no es ninguna novedad», aunque ha pedido a esta institución que no siga con las obras del trazado y utilice el dinero que tiene para arreglar la superficie afectada.
En declaraciones a Europa Press, la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto (PP), se ha mostrado consciente de las dificultades económicas que padecen todas las administraciones «también la Junta» y ha advertido de que aunque los presupuestos autonómicos de 2012 recojan un aval de hasta 130 millones de euros para obtener el dinero del Banco Europeo de Inversiones esto no significa que luego el Gobierno andaluz lo vaya a aportar.
Así, y dado que los 30 millones que se han liberado «están sirviendo para pagar obras ya ejecutadas», la edil ha solicitado a la Junta que «no abra ni una calle más» para seguir con el trazado y se dedique a «urbanizar las calles afectadas, arreglar las aceras y retirar el vallado» que dificulta la movilidad en la ciudad.
Según ha recordado Nieto, éste fue el acuerdo al que llegaron la Junta, el Ayuntamiento y las asociaciones de comerciantes y vecinos afectados por el metro en la reunión mantenida hace unos días, a fin de acabar con «el drama que tiene la ciudad» hasta que «haya dinero para terminar» la infraestructura de transporte.
Por otra parte, la edil se ha mostrado totalmente contraria a que se reabra el debate en torno a que algunos de los tramos que inicialmente se iban a construir soterrados, como el del Zaidín, se ejecuten en superficie, por considerar que sería una «temeridad».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí