LANJARÓN (GRANADA), 19 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Lanjarón (Granada) ha desmentido este miércoles que quiera construir un tanatorio en el Museo del Agua y ha justificado su cierre por la poca afluencia de público, después de que la Plataforma de Amigos del Museo haya criticado que las instalaciones han sido «abandonadas» y ha censurado la supuesta intención municipal.
Según la concejal en el Ayuntamiento del municipio alpujarreño Carmen Lidia Reyes, el tanatorio municipal se va a construir «en una nave cercana al Museo y al cementerio municipal y que pertenecía a los corrales del antiguo matadero municipal, hoy en desuso, pero en ningún momento se ha barajado la posibilidad de construirlo en el Museo del Agua».
Desde el PP de Lanjarón, ha dicho, se han preguntado quiénes conforman la Plataforma y finalmente han concluido que responde mejor a la frase «la voz encubierta del PSOE de Lanjarón que intenta justificar lo inexcusable». Además la portavoz «popular» ha señalado que más que una plataforma de apoyo y ayuda a los ciudadanos de Lanjarón «parece una «mano negra» que trata de boicotear y manipular cualquier iniciativa del Ayuntamiento».
La portavoz «popular» asegura que el PSOE del municipio «aún no ha asumido la derrota y trata de hacer todo lo posible por desacreditar al actual equipo de Gobierno; por lo tanto le recomendamos que empiecen a escuchar a los vecinos y a preocuparse de los verdaderos problemas del municipio y dejen de mentir y crear confusión entre los ciudadanos».
Al mismo tiempo, Carmen Lidia Reyes afirma que el Museo del Agua se ha cerrado debido a la poca afluencia de personas y a la «pésima gestión del PSOE» en este proyecto cuya inversión inicial fue de 500.000 euros y que a día de hoy requiere una «inversión de mantenimiento» de 80.000 euros que no se ha efectuado «ya que este Ayuntamiento no puede soportar ese gasto debido a la mala gestión del anterior gobierno socialista».
Además, la portavoz ha destacado en cuanto al deterioro del Museo que las conducciones de agua se rompieron al poco tiempo de inaugurarse, los techos son de uralita y se mueven con el viento y las placas de cemento están desplazadas. Carmen Lidia Reyes ha añadido que el «único atractivo» que posee el Museo «son siete televisiones colgantes que proyectan imágenes de la planta embotelladora». Por ello, el equipo de gobierno «decidió como medida ahorrativa abrir sus puertas cuando lo solicitara cualquier ciudadano o desde la oficina de turismo o alguno de los hoteles de la comarca lo reclamara para sus huéspedes».
Reyes ha finalizado diciendo que al PSOE de Lanjarón, «que ahora se hace llamar Plataforma Amigos del Museo del Agua», «le echamos de menos la semana pasada en el día de puertas abiertas para que los vecinos conocieran el museo y decidieran sobre su inversión, sin embargo si pudimos observar a varios concejales socialistas y algunos militantes de su partido que entraron durante esta jornada en el museo vociferando, alterando el orden de la visita y provocando malestar y crispación en todos los que lo visitaban».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí