OTURA (GRANADA), 17 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Otura (Granada) se ha propuesto acabar con el abandono de excrementos caninos en las calles, parques y jardines de la Villa, para lo que ha puesto en marcha a través de la Concejalía de Medio Ambiente una nueva campaña de concienciación, la segunda que promueve siendo alcalde Ignacio Fernández-Sanz (PP), dirigida a los vecinos que tienen perro, a quienes se hace un llamamiento para que se conciencien del problema y se responsabilicen de sus mascotas.
Según ha explicado el alcalde, la campaña incide también en el elemento sancionador y recuerda a los vecinos las elevadas multas a las que tendrán que hacer frente todos aquellos que no respeten la ordenanza municipal que establece una sanción económica de 500 euros por abandonar los excrementos caninos en la vía pública.
El equipo de gobierno pretende así sensibilizar a los dueños de estos animales del grave perjuicio que supone para el resto de ciudadanos este tipo de comportamientos incívicos, a lo que hay que añadir los problemas de higiene e insalubridad que conllevan.
«El término municipal de Otura tiene una idiosincrasia especial ya que alberga 21 urbanizaciones con cientos de viviendas unifamiliares que en muchos de los casos tienen perro. Para nosotros es necesario conseguir que convivan armoniosamente tanto los vecinos que tienen animales como aquellos que no los tienen y buscan en Otura descanso y calidad de vida», subraya el regidor.
Este lunes ha comenzado la colocación de carteles en los parques, jardines y en las calles más afectadas tanto del casco urbano como de las urbanizaciones, así como la colocación de pegatinas en papeleras y contenedores, acciones mediante las cuales el Ayuntamiento quiere alertar sobre las obligaciones que conlleva la tenencia de animales para sus propietarios, «que han de evitar las molestias que pueden causar sus mascotas al resto de ciudadanos y contribuir a hacer de Otura una ciudad saludable, que es uno de los principales objetivos de este equipo de gobierno».
La Policía local también juega un papel fundamental en la solución de este problema. Todos los agentes van a vigilar y velar por el cumplimiento de la ordenanza y van a denunciar este tipo de conductas. Además, el Consistorio se compromete a seguir trabajando en esta línea e irá instalando poco a poco dispensadores de bolsas y contenedores específicos para la recogida de los excrementos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí