El Ayuntamiento defiende el precio del servicio impuesto en el nuevo pliego de condiciones
GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)
Los trabajadores de Clece, empresa concesionaria del Servicio de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Granada y de la Ley de Dependencia de la Junta, estudian emprender movilizaciones la próxima semana por los «recortes en el servicio», lo que también ha conllevado un «descenso en el número de usuarios que pueden ser atendidos».
En declaraciones a Europa Press, el presidente del comité de empresa de Clece, Sergio Santander, ha explicado que aún no esta decidido si las manifestaciones se llevarán a cabo aunque ya se ha solicitado permiso a la Subdelegación del Gobierno para el próximo lunes, miércoles y viernes por si «fuera necesario».
Los trabajadores han querido aclarar que no están en contra de que el servicio pase a estar en manos de otra empresa –el Ayuntamiento va a sacarlo a concurso para adjudicarlo para los próximos cuatro años– aunque sí se muestran contrarios al recorte previsto en el precio del servicio, que supone una reducción de unos cuatro euros la hora.
Según ha relatado, el pliego de condiciones realizada por el Ayuntamiento incluye la obligatoriedad de absorber a toda la plantilla «con nombres y apellidos», aunque el problema es que desde hace tiempo no se están sustituyendo las bajas ni las defunciones de los empleados, por lo que en los últimos años se ha pasado de contar con 700 a algo más de 500.
Los empleados temen que estos factores hagan más precarias sus condiciones laborales y también la prestación del servicio a los usuarios, y es que aseguran que actualmente «hay más de mil expedientes de personas que no se pueden atender metidos en un cajón».
IU LES APOYA
Por su parte, el portavoz del grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura, ha mostrado su apoyo a los trabajadores de Clece porque, según sus datos, el nuevo contrato para la adjudicación del servicio para los próximos cuatro años supone un descenso del 33 por ciento de la aportación municipal.
Según ha explicado en rueda de prensa el edil de izquierdas, los presupuestos del año 2011 recogen como partida presupuestaria del Servicio de Ayuda de Domicilio un gasto de 4.967.872 euros sin embargo con el nuevo contrato la prestación pasa a 3.306.775, lo que supone 1.660.861 euros menos.
A juicio de Puentedura, estos datos demuestran «que el gobierno municipal del PP no ahorra sino que recorta gasto social, especialmente en una prestación tan básica como es la ayuda a domicilio, a la que tienen derecho personas mayores o personas dependientes de la ciudad».
Puentedura encuadra este recorte en la deuda de más de 10,5 millones de euros que acumula el Ayuntamiento con CLECE y que ahora quiere pagar «a costa de reducir el servicio y de hacer pagar a trabajadores y usuarios su nefasta gestión económica».
EL ALCALDE SE DEFIENDE
Preguntado por este asunto, el alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado (PP), ha defendido el procedimiento para sacar a concurso este servicio una vez que ha expirado el plazo de la anterior adjudicación, ya que lo contrario se «contraviene la ley».
También ha opinado que las administraciones «debemos hacer las cosas lo más económicamente posible», de modo que «nosotros sacamos un pliego de condiciones y si la empresa lo hace por ese precio, le estamos ahorrando a la ciudad una cantidad importante de dinero».
No obstante, ha informado de que si no hay ninguna empresa que preste el servicio al precio fijado, la entidad local «sacará un concurso con unas condiciones mejores» pero esto no impide, ha dicho, que «nosotros tengamos que poner las condiciones que más nos interese».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí