GRANADA, 06 (EUROPA PRESS)
La Diputación de Granada reclama cuatro millones de euros a la Junta de Andalucía por el impago del Impuesto de Bienes Inmuebles de Características Especiales (Bices) durante el ejercicio 2011, correspondiente en su mayoría a pantanos.
La diputada provincial de Economía, Inmaculada Hernández, ha explicado en rueda de prensa que la institución provincial debe recaudar este dinero para transferirlo posteriormente a los ayuntamientos que tienen un pantano o embalse en su término municipal.
En la actualidad son 26 los municipios afectados en la provincia de Granada por este asunto y entre ellos destaca el caso de Gúéjar Sierra, a cuyo ayuntamiento se adeuda 1.128.490 euros.
«A pesar de que la titularidad de los pantanos y embalses es de la Junta de Andalucía, el uso y la gestión de los mismos lleva aparejado el pago de todos los tributos que pesen sobre los inmuebles», ha precisado la diputada.
A Gúéjar Sierra le siguen los municipios de Órgiva, al cual adeudan 458.125 euros por la presa de Rules; Castril, con 323.278 euros pendientes por el embalse del Portillo; La Peza, con 294.215 euros por el embalse Francisco Abellán; o El Pinar, que comparte el embalse de Béznar, por el que le adeudan 56.716 euros, y la presa de Rules, con 116.043 euros.
La responsable provincial de Economía reconoció que la Administración autonómica venía pagando los BICES en ejercicios anteriores, «pero desde que la mayoría de las diputaciones están gobernadas por el PP, la Junta ha decidido no pagar el IBI de los pantanos».
Al respecto, Hernández ha anunciado que el equipo de gobierno de la Diputación, del PP, va a dejar pasar el plazo de pago voluntario, continuará la vía de apremio y cobrará a la Junta de Andalucía el 5 o 10 por ciento preceptivo, «y si aún así no nos ingresa, adoptaremos las medidas oportunas, en vía administrativa, ante el tribunal económico, al contencioso, y si es necesario hasta contrataremos al cobrador del frac».
Por su parte, el alcalde de Gúéjar Sierra, José Antonio Robles (PP), ha señalado que para su ayuntamiento, afrontar el recibo de este impuesto supone un 50 por ciento de los recursos ordinarios municipales.
«A pesar de saber que tiene una deuda con los ayuntamientos y que tiene que pagar, la Junta se mofa de los ayuntamientos y dice que no piensa pagarlo porque hay una sentencia del Tribunal Constitucional donde se afirma que no se sabe muy bien de quién son las competencias», criticó Robles.
Robles ha señalado además que los ayuntamientos ya han pagado parte de ese dinero en lo que va de año, pero la Junta de Andalucía «se niega a pagar». Por ello, el primer edil ya ha solicitado, desde el Ayuntamiento de Gúéjar Sierra y la Diputación de Granada, una reunión con el director general de la Agencia Andaluza del Agua, responsable de estos pagos.
«Los gobernantes del Ayuntamiento de Gúéjar Sierra y de la Diputación de Granada tenemos que dar ejemplo como administraciones públicas que somos, porque los vecinos de mi pueblo que no pagan en tiempo y forma sus impuestos están obligados a abonar un 5 por ciento de recargo. Si por el contrario, llegan al apremio les aumenta un 10 por ciento y, si continúan sin pagar, empiezan a pagar el 20 por ciento de intereses. Una administración como la Junta, que tiene que dar ejemplo, pues no paga», ha concluido Robles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí