GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha concluido la operación «Rapado» con la detención de siete jóvenes, tres de ellos menores de edad, acusados de ser los presuntos responsables de al menos doce robos con violencia por el procedimiento del tirón y de la sustracción de 22 vehículos entre coches y motocicletas, tres de los cuales acabaron calcinados, en la zona sur del área metropolitana granadina.
En un comunicado, el Instituto Armado ha señalado la actividad delincuencial de los jóvenes detenidos en corto espacio de tiempo, ya que, por ejemplo, en un día llegaron a robar cuatro vehículos y a cometer otros tantos robos por el procedimiento del tirón. Los incidentes habían generado una gran alarma social entre los vecinos de localidades como Churriana, Ogíjares, Cúllar Vega, Dílar, Las Gabias o Armilla.
De entre los siete detenidos, tres de ellos, uno menor de edad, han sido los más activos y han participado en la mayoría de los delitos descubiertos. Se trata de un joven de 20 años, vecino de Atarfe, que desde su mayoría de edad ya acumula un amplio historial delictivo, un joven de 19, vecino de Armilla, y un menor, de 17, que además ha sido puesto a disposición de la Fiscalía de Menores de Granada como presunto autor de un delito de atentado a agente de la autoridad.
El «modus operandi» era simple. Los detenidos robaban un coche o una motocicleta y con él recorrían distintos pueblos hasta escoger a su víctima, preferentemente mujeres de avanzada edad, a las que les arrebataban el bolso y huían rápidamente.
El vehículo casi siempre lo abandonaban poco después de cometer el robo; no obstante la Guardia Civil ha descubierto que al menos en tres ocasiones le prendieron fuego a dos coches y a una motocicleta.
Los robos de vehículos comenzaron a sucederse de forma ininterrumpida el pasado día 11 de agosto y hasta el pasado día 20 de septiembre. La Guardia Civil ha descubierto hasta el momento que los detenidos son responsables del robo de nueve coches y trece motocicletas en este periodo de tiempo, aunque los agentes encargados de la investigación sospechan que son muchos más los vehículos que han robado.
A la par que, presuntamente, se robaban los vehículos, se sucedían los robos con violencia por el procedimiento del tirón. Durante poco más de un mes la Guardia Civil ha descubierto que los jóvenes ahora detenidos han robado al menos a doce personas, aunque, como ocurre con los vehículos robados, los agentes sospechan que son responsables de al menos una treintena de robos.
Las primeras detenciones se produjeron el pasado día 26 de septiembre. Fueron dos menores de 15 y 16 años respectivamente. A partir de ahí y hasta este jueves por la mañana la Guardia Civil ha ido deteniendo a los cinco jóvenes restantes, y todos ellos han sido puestos a disposición del Juzgado de guardia de Granada y de la Fiscalía de Menores respectivamente.
Uno de los menores detenidos, de 17 años, además es el presunto responsable de un delito de atentado a agente de la autoridad. El menor atropelló a un guardia civil del puesto de Armilla, al que le causó lesiones graves, el pasado día 10 de septiembre, en la carretera que une Granada con Dílar. Cuando el agente dio el alto a un ciclomotor conducido por el menor detenido, éste hizo caso omiso y embistió al agente.
La operación «Rapado» ha sido llevada a cabo por el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Armilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí