BAZA/GUADIX (GRANADA), 06 (EUROPA PRESS)
El Cascamorras partirá en la tarde de este martes de Guadix (Granada) acompañado por una comitiva y la Charanga accitana para llegar a Baza, donde intentará sin éxito recuperar la imagen de la Virgen la Piedad, tras lo que regresará a Guadix el día 9.
Se prevé que este acontecimiento, declarado de Interés Turístico Nacional, congregue a unas 9.000 personas, la mayor parte de ellas –unas 8.000– en Baza este martes, y en Guadix el día 9. Por esta razón el Ayuntamiento bastetano ha puesto en marcha un dispositivo especial que incluye la cubierta con plásticos de fachadas y elementos arquitectónicos del recorrido del Cascamorras y que prevé movilizar a más de una veintena de efectivos de seguridad, mantenimiento y limpieza.
El Ayuntamiento de Baza también se encargará de compactar y regar dos horas antes del recorrido el terreno de Las Arrodeas –escenario de la carrera– y eliminar arbustos para garantizar la seguridad de los corredores y evitar caídas.
El Consistorio continúa un año más con la campaña «Por un Cascamorras sin contaminación», por el que se repartirán en Las Arrodeas 2.000 litros de pintura ecológica. La fórmula ofrece las mismas características de color y brillo que el aceite quemado, utilizado tradicionalmente.
El recorrido de este año irá «escoltado» por un grupo de operarios municipales que dará el primer repaso a las calles bastetanas. El Ayuntamiento tendrá además una cuadrilla especial del servicio de limpieza para eliminar el grueso de la suciedad.
Una brigada de pintores se encargará de blanquear las fachadas de las casas incluidas dentro del recorrido, a cuyos propietarios se les repartirán bolsas y plásticos para que cubran las fachadas de sus casas.
También se ha preparado un dispositivo de seguridad que estará compuesto por miembros de Protección Civil y agentes de la Policía Local.
EL CASCAMORRAS, CAMBIADO DE URGENCIA
Este año, la Hermandad de la Virgen de la Piedad ha tenido que cambiar de manera urgente a la persona que iba a encarnar este año el Cascamorras. Inicialmente iba a ser José Antonio Escudero, un joven albañil que ya encarnó el pasado año al tradicional personaje pero al que una operación de última hora de apendicitis le impedirá acudir a la cita. En su lugar, será Antonio Vera, de profesión policía local en Guadix, quien tratará de llevarse sin éxito la imagen de la Virgen de la Piedad.
El Cascamorras es una fiesta tradicional originaria de la Edad Media y que se ha ido transmitiendo oralmente de generación en generación a través de los siglos. Según la tradición, fue un obrero morisco, Juan Pedernal, vecino de Guadix, quien trabajaba en Baza cuando se encontró la talla de la Virgen de la Piedad.
Juan Pedernal intentó llevarse la imagen, pero no pudo y tras varios litigios se resolvió que la imagen podría salir de Baza si conseguía llegar hasta ella inmaculado, sin una sola mancha. De esta manera cada vez que una delegación de accitanos, encabezados por el sucesor de Juan Pedernal, ha intentado acceder hasta la iglesia de la Merced con la intención de llevarse la Virgen son recibidos con pinturas que lo manchan para evitar que pueda cumplir su cometido.
El Cascamorras es el personaje enviado por los accitanos para intentar cada 6 de septiembre hacerse con la imagen, intención que impedirán con todas sus fuerzas los vecinos de Baza. El fracaso en la empresa hará que el 9 de septiembre de cada año el Cascamorras vuelva a Guadix con las manos vacías y que los accitanos le reciban con desagrado.
En la fiesta todos los participantes intentan manchar al Cascamorras con grasa y aceite, y siempre acaba totalmente embadurnado. El accitano que encarna al Cascamorras es el responsable, con sus idas y venidas, de marcar el ritmo de la carrera, haciéndola más rápida o más lenta, y en su mano está el ganarse el respeto y el cariño de todos los participantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí