GRANADA, 6 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Granada ha iniciado el proceso para elaborar un Plan de Movilidad Sostenible que, en un plazo aproximado de unos diez años, prevé cambiar el modelo de ciudad hacia un tráfico en el que prime la accesibilidad universal, una mayor presencia del transporte público frente el privado, la interconexión entre los barrios y el centro, y la intermodalidad con infraestructuras como la del Metro.
Para la elaboración del documento, que estará finalizado en un año, en septiembre de 2012, el Ayuntamiento prevé realizar un diagnóstico previo de la situación con la participación ciudadana y de todos los agentes implicados. Para ello, se constituirán mesas de trabajo en las que participarán representantes de las áreas implicadas –Movilidad, Urbanismo, Medio Ambiente o Bienestar Social–, de otras administraciones –como Diputación, Junta de Andalucía o Universidad–, empresariado o asociaciones. A través de ese diagnóstico se trazará el plan de acción, que comprenderá las medidas a implantar y su programa de desarrollo, incluyendo calendario e inversiones.
Así lo ha detallado en rueda de prensa la concejal de Movilidad y Protección Ciudadana, Telesfora Ruiz, que aboga, entre otras medidas, por la puesta en marcha de autobuses híbridos con más capacidad, aparcamientos de borde en el extrarradio de la capital para disuadir a los conductores del área metropolitana de penetrar en la ciudad, peatonalización de determinadas zonas –como el Barrio de Doctores o Pajaritos– y la reducción de la velocidad, con la imposición de áreas en las que se permita circular a no más de 30 kilómetros por hora.
Ruiz ha señalado que la intención del Consistorio es informar mensualmente de los avances que se vayan haciendo durante la elaboración del plan, que nace, según ha dicho, «con vocación metropolitana», teniendo en cuenta que Granada recibe diariamente unos 300.000 vehículos procedentes del cinturón, mientras que desde la capital se mueven hacia su entorno unos 90.000 mil, lo que significa que «por cada persona que sale de la ciudad entran tres en ella».
Para ello, el Ayuntamiento prevé ponerse en contacto con el resto de municipios que rodean a la capital y con la Diputación y buscar «soluciones de consenso», ya que, según ha afirmado la edil, Granada cuenta con una decena de núcleos conflictivos en lo que al tráfico se refiere principalmente en las entradas de la ciudad.
El Plan de Movilidad diseñará un modelo que esté vigente para la Granada del futuro y establezca nuevas relaciones entre peatones, bicicletas, coches y autobuses estableciendo una serie de prioridades: Se elaborará desde principios de accesibilidad universal, sin barreras; basado en una «jerarquización del espacio viario»; estará apoyado en criterios de intermodalidad –que conllevará un replanteamiento de las líneas de autobús urbano en consonancia con el trazado del Metro–; diseñará una red peatonal de medio-largo recorrido, con corredores cómodos y no «traumáticos» que conecte los barrios con el centro urbano, y con un sistema de aparcamientos que facilite el intercambio modal coche-peatón y coche-transporte público.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí