GRANADA, 8 (EUROPA PRESS)
El vicepresidente segundo de la Diputación de Granada, José Antonio Robles (PP), ha acusado al anterior equipo de gobierno en la institución provincial (PSOE-IU) de perder diez millones de euros para instalaciones deportivas en Sierra Nevada por «dejación de funciones».
En rueda de prensa, Robles ha censurado que la anterior corporación, que presidía Antonio Martínez Caler (PSOE), no presentara la documentación requerida por el Consejo Superior de Deportes para subsanar fallos en la presentación de una subvención para infraestructuras de la Universiada.
Diputación y Cetursa, la empresa pública que gestiona la estación de esquí, firmaron un convenio para acogerse a esta subvención porque la orden que la rige establece que dicha ayuda está destinada exclusivamente a corporaciones locales para dotación de equipamientos con motivo de la celebración de competiciones deportivas de carácter internacional, según ha explicado el diputado delegado de Deportes, Francisco Rodríguez, quien ha dado cuenta de estas ayudas que se convocan anualmente. Pese a la firma de este convenio, fue Cetursa la que complementó el requerimiento del Consejo Superior de Deportes.
«Nuestra sorpresa ha sido que nunca hemos llegado a aclarar este expediente» que contemplaba la adecuación de pistas para las competiciones previstas, la construcción de la pista «Universiada», un «half pipe», una balsa para producción de nieve artificial y el nuevo telesilla Borreguiles 2, ha añadido Rodríguez.
«Cetursa y el PSOE deberían aclarar por qué se había solicitado presupuesto para instalaciones que ya estaban funcionando, como es el caso del telesilla Borreguiles 2 en lo que podría ser un nuevo fraude de ley pues se pide dinero para construir equipamientos que ya están construidos», ha señalado el vicepresidente segundo.
Robles ha denunciado que el 5 de mayo de este año, cuando el Consejo Superior de Deportes hace llegar a Diputación el requerimiento para corregir esta petición de subvención, «lo único que se limitaron a hacer los socialistas fue mandar al antiguo diputado de Deportes, Iván López Ariza, a que certificara que la Diputacion delegaba todas las competencias en materia de ejecución de obras objeto de esta línea de ayudas que, por otra parte, no se podían delegar».
Los técnicos de Diputación han calificado como «aberración» este certificado emitido por López Ariza el cual Robles ha añadido que puede ser ilegal y que el PP va a llevar al próximo pleno provincial para que el PSOE dé explicaciones.
Robles ha destacado que se ha abierto la «caja de las sorpresas» y que se está descubriendo «la verdadera herencia» que ha dejado el PSOE tras tres décadas gobernando la provincia en perjuicio de los granadinos, «como se puede comprobar con esta negligencia».
Funcionaban «al estilo compadre» pues «nos ha sido imposible encontrar en el Registro de salida de la Diputación el documento emitido a Cetursa para la cumplimentación del requerimiento», ha dicho Robles: «una administración pública como la Diputación funcionaba a golpe de teléfono».
«¿Cómo es posible que se firme un convenio para que sea la Diputación la que solicita la ayuda porque Cetursa no puede y que sea luego Cetursa la que manda al Consejo Superior de Deportes la documentación requerida a Diputación?», se ha preguntado Robles.
Para Robles, «no nos podemos permitir que una provincia como la nuestra, con más de 130.000 parados, sea la que paga unos errores que no cometería ni un concejal recién llegado a un gobierno municipal», ha afirmado el vicepresidente. El resultado de esta «aberración», ha dicho, fue que el pasado miércoles 29 de julio el Consejo Superior de Deportes denegó la subvención «por no presentar la documentación requerida».
Según ha dicho, «nosotros estamos cansados de que la incapacidad de los socialistas, la ineptitud del PSOE, la torpeza, la negligencia y la ineficacia de los gobernantes socialistas, siempre tenga como sacrificada a la provincia de Granada», ha dicho Robles, que considera que se han perdido diez millones de euros «porque estaban en otras cosas, en la campaña electoral, porque lo único que les interesaba era mantenerse en el poder». Robles ha incidido además que el que era jefe de Servicios de Deportes era alguien como el alcalde de Padul, «corresponsable de este desaguisado cuando estaba dedicado a sus ocupaciones políticas con cargo al presupuesto de Diputación».
«Es inconcebible un error tan infantil que afecta a los intereses de la provincia y que se suman a las cuestiones que están apareciendo en otras áreas como los 20.000 euros que se dejaron de ingresar para la defensa de los consumidores en la Junta Arbitral de Consumo», ha incidido el vicepresidente, que ha asegurado que el actual equipo de gobierno «no se va a a quedar impasible ante esta situación y ha solicitado una entrevista con el subdirector de Infraestructuras Deportivas del Gobierno, «que no podrá recibirles hasta final de agosto, cuando estará cerrado el plazo para presentar unas alegaciones que se tramitarán durante esta semana».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí