GRANADA, 08 (EUROPA PRESS)
El PSOE de Granada ha exigido la dimisión de la parlamentaria andaluza del PP-A Carmen Lidia Reyes que está imputada por la presunta alteración del censo electoral de Lanjarón (Granada) antes de las elecciones municipales de 2007, acusación por la que declaró este jueves ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).
Desde el PSOE granadino han tachado de «indecente» y «obscena» la actuación de la diputada autonómica del PP-A después de reconociera ante el juez que «efectivamente ayudó a algunas personas a rellenar solicitudes de empadronamiento en fechas previas a los comicios de 2007».
«Ella misma ha reconocido ante el juez que participó en el empadronamiento en Lanjarón antes de las elecciones municipales de 2007, por lo que la dirección del PP no debe permitir que Carmen Reyes siga un minuto más representando a los andaluces», ha afirmado en un comunicado el secretario de Organización del PSOE de Granada, José Entrena.
Entrena ha señalado que el presidente del PP de Granada, Sebastián Pérez, tiene que pedir inmediatamente a Carmen Reyes que dimita, «porque es vergonzoso que este partido siga amparando a una diputada que ha participado presuntamente en un pucherazo electoral».
«Sebastián Pérez no puede permanecer ni un minuto más callado, no ha abierto su boca ante cada nueva noticia que aparecía sobre su diputada, y ahora que ha sido ella misma la que ha reconocido que ayudaba a la gente a empadronarse, urge una explicación del máximo responsable del PP a nivel provincial», ha añadido.
Así, el secretario de Organización de los socialistas granadinos ha lamentado que la parlamentaria del PP haya estado dispuesta a «alterar y suplantar la voz de los ciudadanos», una actuación que el representante socialista ha calificado de «gravísima y escandalosa».
En opinión de Entrena, «las trampas» que empleó Carmen Reyes para modificar el libre juego democrático en Lanjarón las vuelve a emplear sin tapujos en su declaración ante el juez: «Carmen Reyes hace el ridículo al justificar su actuación con excusas surrealistas como que atendía a la gente que iba sin gafas o culpando directamente a los funcionarios, algo verdaderamente lamentable», ha añadido.
El dirigente socialista ha indicado que Carmen Reyes «está imputada en un caso de «adulteración fraudulenta del censo electoral en Lanjarón meses antes de las elecciones municipales de 2007 y que en su domicilio estaban empadronados familiares suyos de Málaga. Al parecer, más de un centenar de personas ajenas al pueblo fueron inscritas en el padrón municipal para intentar alterar los resultados electorales en el municipio de Lanjarón», asegura.
Entrena afirma que no se trata de hechos aislados, sino que el PP «ya ha protagonizado casos similares de «alteración de la democracia», ha dicho aludiendo a la condena a 20 meses de prisión que pesa sobre la exconcejal del PP en el Ayuntamiento de Granada, Cristina Almagro, por falsificar certificados para convertirse en presidenta de la Asociación de Vecinos del Albaicín.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí