GRANADA, 07 (EUROPA PRESS)
Agentes del Cuerpo Nacional de Policía, pertenecientes al Grupo de Atención al Ciudadano, han detenido a una mujer de 30 años, con numerosos antecedentes policiales, acusada de forzar y romper una de las rejas de las ventanas de acceso a un centro de salud de la zona Norte, una de las más conflictivas de la capital, para sustraer medicamentos.
Los hechos sucedieron en la noche del pasado sábado, cuando una patrulla de la Policía Nacional recibió una llamada de una central de alarma dando aviso de que se había activado el sistema de alarma por diversas zonas de este centro de salud.
Varios agentes se personaron en el lugar, junto con los vigilantes de la central de alarma y el responsable del Centro de Salud. Durante la inspección, pudieron comprobar que las rejas de una de las ventanas estaban fracturadas y presentaban restos de sangre que también encontrar en el interior del centro de salud, por el pasillo central.
Los agentes procedieron entonces a inspeccionar el lugar y localizaron a una mujer que se encontraba oculta tras un frigorífico perteneciente a una sala de curas. La detenida presentaba un corte en el rostro, por lo que se tuvo que dar aviso a una ambulancia custodiada por la policía para que recibiera asistencia sanitaria.
Al realizarle un cacheo, los agentes intervinieron a la mujer un total de 26 medicamentos, por lo que, una vez curada, fue trasladada a dependencias policiales y más tarde fue puesta a disposición de la Autoridad Judicial competente de Granada en funciones de guardia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí