GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)
El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), ha reclamado a la Junta de Andalucía que elimine una serie de hierros que sobresalen de las aguas del río Genil a la altura del puente de Hierro, al considerar que «suponen un peligro para los niños» que se bañan en esta zona.
Aunque el Ayuntamiento de Granada prohíbe el baño en el río a su paso por la ciudad bajo multas de hasta 700 euros, el regidor ha advertido de que «no podemos tener un policía detrás de cada niño» y por ello, ha dicho, ha solicitado en varias ocasiones a la Junta y a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir que quiten estos hierros «en punta» y oxidados.
«Les pedimos que los quitaran y no lo han hecho y cualquier día un niño puede morir pinchado». «Nosotros no podemos tocar el río, tiene que ser la Junta y la Confederación», ha comentado Torres Hurtado, quien asegura que esta situación se extiende a otras zonas del río.
El regidor ha hecho estas declaraciones en el transcurso de una visita al recién remodelado puente de Hierro, cuya estructura ha sido reforzada. Además se ha procedido a la adecuación tanto del piso del puente como de las barandillas laterales, consiguiendo así un tránsito más cómodo y seguro.
La actuación también ha supuesto la remodelación de la calle Adormidera, a la que se ha dotado de un acerado de 1,80 metros, una línea de aparcamientos y una calzada de 3,25 metros. De la misma forma, se han plantado alcorques a lo largo de la calle y se ha renovado totalmente el alumbrado público.
Además, en el solar existente junto a la calle Adormidera se está llevando a cabo la ejecución de un parque ajardinado, dotando así al barrio de otro espacio público de ocio y recreo para los vecinos.
La superficie total invertida ha sido de 2.500 metros cuadrados y la inversión municipal total destinada a las actuaciones es de 188.219 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí