GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)
El Aeropuerto Federico García Lorca Granada-Jaén acaba de instalar un desfibrilador en el terminal y otro en el edificio que alberga las oficinas de AENA Aeropuertos. Esta iniciativa pretende mejorar la calidad de la atención sanitaria y supondrá una garantía de asistencia «rápida y vital» para cualquier persona que pudiera sufrir una parada cardiorrespiratoria.
Ambos dispositivos han sido instalados en lugares visibles y debidamente señalizados, con el objeto de facilitar su localización y reducir los tiempos de respuesta, según informa Aena en un comunicado.
Se trata de desfibriladores semiautomáticos, dotados de la tecnología más avanzada y de uso muy sencillo. Así, el propio aparato determina desde la necesidad o no de aplicar una descarga al paciente –cuenta con un sistema que analiza el ritmo cardíaco– hasta los pasos que han de seguirse en cada momento.
Paralelamente, los soportes en los que están instalados los desfibriladores emiten una alarma para avisar al Centro de Coordinación del aeropuerto, que será el encargado de alertar a los servicios sanitarios.
La colocación de estos dispositivos permitirá aplicar unos primeros auxilios fundamentales a la hora de minimizar las consecuencias de una parada cardiorrespiratoria.
El tiempo de respuesta ante este tipo de incidencias resulta clave para la supervivencia del paciente, y el mejor tratamiento conocido para revertir la mayor parte de esas emergencias médicas es la utilización de desfibriladores.
El uso de los nuevos dispositivos no está restringido al personal sanitario. De hecho, el Aeropuerto FGL Granada-Jaén ha impartido un curso a 17 empleados que habitualmente desempeñan su labor en el terminal y en el edificio de oficinas. Gracias a esa formación, que se actualizará anualmente, han adquirido los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para la correcta aplicación de los desfibriladores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí