GRANADA, 6 (EUROPA PRESS)
El PP de Granada ha anunciado este lunes que una de las primeras medidas que adoptará cuando comience a gobernar la Diputación Provincial, en la que obtuvo mayoría absoluta en las pasadas elecciones municipales, será realizar una auditoría laboral con el objetivo de revisar todos los procesos selectivos de la institución en los últimos años.
Así lo ha señalado en rueda de prensa la secretaria general del PP granadino, Luis García Chamorro, que ha advertido que, en función de los resultados de esa auditoría, se podrán «depurar responsabilidades», incluso «penales», y sacarse a la luz las supuestas irregularidades cometidas en lo que ha denominado el «régimen socialista», que siempre ha gobernado en la institución –en los últimos cuatro años en coalición con IU–.
Todo, después de que en los últimos meses se haya denunciado por algunos de los sindicatos con representación en la institución el «enchufismo» en alguno de los últimos procesos selectivos, como el de auxiliar de enfermería, que finalmente tendrá que volver a repetirse por la posible filtración de las preguntas.
Según el portavoz del PP en la Diputación, José Antonio Robles la sombra de la sospecha también planea por las próximas oposiciones convocadas a auxiliar administrativo, por lo que ha pedido su paralización y de los próximos procesos convocados.
Robles ha afirmado que su grupo tiene previsto aprobar en los primeros meses de gobierno un protocolo de actuación en las oposiciones en consenso con los cuatro sindicatos presentes en la Diputación y ha asegurado que las prácticas desarrolladas por el PSOE en la administración provincial no serán las que lleve a cabo el PP. De hecho, según ha indicado, con la primera denuncia que haya de posible alteración habrá «destituciones fulminantes».
Robles ha criticado que la todavía vicepresidenta primera del equipo de gobierno en funciones, Juana María Rodríguez Masa, haya obtenido, por promoción interna y siendo miembro de la corporación provincial, el puesto de jefa de sección de la Juventud, algo que el PP admite que es legal aunque censura por «inmoral», teniendo en cuenta además que el asunto se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia el 18 de mayo, en plena «vorágine» de la campaña electoral.
Con todo, el PP considera que a partir del 25 de junio, cuando se formalice el cambio de color político en la institución, habrá un «cambio de régimen», puesto que en la provincia se gobernará «para todos los municipios», independientemente del partido que ostente el poder en el Ayuntamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí